Seguir a Hugo Páez

martes, 8 de octubre de 2013

"Mancera Presidente"

Hugo Páez

No hay mejor posición para cualquier aspirante de izquierda a la candidatura presidencial, que la Jefatura de Gobierno del DF. Es la plataforma por excelencia desde 1997.
Es la posición que convierte a Miguel Mancera en enemigo potencial de otros tiradores del PRD, PT, Movimiento Ciudadano y MORENA, si este último supera los apuros para completar las 20 asambleas con tres mil registrados.
Cada centímetro que avance Mancera será una amenaza para Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard, y los que se cumulen para el 2018.
A su llegada a los eventos, al primer “espontáneo” que grita "Mancera presidente", sonríe. Las últimas semanas, de tensión brutal, no hay espacios para estos halagos, sin embargo, las confesiones en la revista Quien y en ADN Político no dejan duda sobre sus aspiraciones presidenciales.
¿Y por que no..?
Indudablemente, desde el Palacio del Ayuntamiento y el presupuesto que implica, tiene mas recursos que cualquiera, y esa ventaja es una fuerza a demoler, a neutralizar. El mejor recurso: la presión política.
Ayer su popularidad amaneció 9% abajo, comparada con el trimestre anterior, según una encuesta del periódico El Universal. Sea quien sea él, o los que esté instigando en la Ciudad de México, los negativos se los lleva Mancera, aun cuando el objetivo visible es el gobierno federal de Enrique Peña Nieto de las múltiples protestas que llenan estratégicamente el calendario político.
Pero Peña Nieto no es un precandidato a vencer. La Reforma Energética está a semanas de entrar formalmente al dictamen parlamentario ¿Por qué la presentó el presidente con tanta anticipación..? Es una maniobra que dio espacios para organizar protestas, campañas en contra y revivir odios a viejos tabúes. Pero esa es otra historia, lo cierto es que el presidenciable Jefe de Gobierno Miguel Mancera está sometido a un constante bombardeo que deteriora su imagen a la velocidad de tres puntos mensuales, si tomamos en cuenta los datos de la última encuesta.
Antes de bajar al infierno de la mano de Virgilio, Mancera no perdió oportunidad de tomar distancia con Marcelo Ebrard, una alegoría cercana a “El poder no se comparte”, mensaje del entonces presidente José López Portillos a Luis Echeverría Álvarez.
Las casualidades no existen, esa distancia fue restregada en la cara de Ebrard en un partido de béisbol, con dos aspirantes, Mancera y Andrés Manuel, vestidos de toleteros con un sugerente titular en la casaca “Amigos”. Los ausentes no son amigos.
Los problemas se le acumulan, pero tiene tiempo para reconstruir el camino, por el momento, es el presidenciable que le estorba a Marcelo y Andrés Manuel. La izquierda, con todos sus partidos y sus tribus solo puede llevar un candidato. La otra opción, impensable.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx