Seguir a Hugo Páez

jueves, 19 de abril de 2012

Las pasarelas presidenciables de dios

Hugo Páez

• La doble moral del ex sacerdote Alberto Athié, reconoce a su hijo después de abandonar el sacerdocio

En menos de un mes, los candidatos presidenciales han desfilado por la pasarela de los hombres de Dios.
El domingo 25 de marzo, Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri acudieron a la misa del Papa Benedicto XVI, en el Parque Bicentenario en Guanajuato.
Ayer, López Obrador visitó a obispos y cardenales mexicanos en la CEM; el martes pasado fue Josefina, hoy estará Peña Nieto, y el viernes, Quadri.
Una escena surrealista para un país que se rasgó las vestiduras, hasta incluir la palabra “Laico”, en la definición de República Mexicana, en el artículo 40 de la Constitución, y que además prolongó hasta la partida del Jefe de Estado Vaticano, la aprobación de las reformas al artículo 24 sobre libertad religiosa.
Los reflectores internacionales se montaron sobre México en el peregrinar del Papa por tierras cristeras; fue aprovechado por los actores político, amen de servir, inclusive, para cimentar medias verdades, como la del ex sacerdote Alberto Athié Gallo, convertido en Coordinador del Consejo Consultivo de Víctimas de Josefina Vázquez Mota.
Durante la estancia de Benedicto XVI, Athié aprovechó para presentar el libro “La voluntad de no saber”, en el se describen las atrocidades del Legionario de Cristo Marcial Maciel, además de denunciar los intentos frustrados por ver a Joseph Ratzinger para revelarle los hechos del cura acusado de delitos sexuales.
El escándalo que pretendió armar Alberto Athié en pleno corazón de Guanajuato, terminó en brizna en medio del océano católico, desbordado por la visita del líder religioso mas influyente del mundo. Atihé culpó de su salida de la Arquidiócesis a la poca voluntad de las autoridades eclesiásticas para enfrentar a Maciel; pero la historia es otra, y tiene un antecedente inmediato en un artículo de Mario Ángel Flores, publicado en el semanario católico Desde la Fe: “Nos enteramos de los verdaderos motivos de la renuncia (de Athié a la Arquidiócesis)” y continúa, “Bien haría (Athié) en hablar claramente sobre esta segunda mentira y vivir tranquilo en su conciencia, sin tantos odios. Sólo a él le corresponde hablar con la verdad sobre su vida personal”.
Impacto tiene documentos, entre los que se encuentra el acta de nacimiento de un hijo de Claudia Alicia Loeffler Berg fruto de la relación amorosa con Athié, fechada el 21 de septiembre del 2001, cuando era sacerdote y responsable de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.
Alberto Athié ocultó la verdad por mas un año, reconoció a su hijo el 31 de julio del 2003, según consta en un acta del registro civil, expedida por la juez María de los Ángeles Pliego Velasco, meses después de renunciar a la Arquidiócesis de México, por presiones de la iglesia católica, y no por conflictos de moralidad de las autoridades eclesiásticas en el caso Marcial Maciel, el Legionario de Cristo acusado de abuso sexual, que también negó a sus hijos.

* Acta de nacimiento y reconocimiento del hijo del entonces sacerdote Alberto Athié y Claudia Alicia Loeffler Berg. En la redacción de Impacto se protegieron el nombre del infante y el número de las actas.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com