Seguir a Hugo Páez

domingo, 13 de noviembre de 2011

Amistad de directivos de Aeroméxico y funcionarios de la SCT clave para desmantelar Mexicana

Hugo Páez

         La historia de la tragedia de Mexicana de Aviación está matizada por un enjambre de intereses ligados entre la principal competencia que es Aeroméxico con los funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que encabeza Dionisio Pérez Jácome.
         La quiebra inminente que podría ser decisión de un juez el 16 de noviembre es solo un trago amargo mas de sus trabajadores porque los intereses están bien definidos entre los directivos de Aeroméxico y la SCT donde cohabitan funcionarios cuates y ex colegas universitarios de Andrés Conesa, Abraham Zamora, Juan Rodríguez Castañeda, Ricardo Sánchez Baker y Sergio Allard Barroso.
Bastaría con revisar los resultados del último reporte trimestral de Grupo Aeroméxico. Fueron espectaculares, producto de la ventaja que saca de la reducción y redistribución de rutas para incrementar sus precios de manera incontrolable.
En esta atmósfera carroñera Volaris e Intejet se aprovechan del árbol caído, pero los verdaderos ganones son Aeromexico y Banamex. Y aun cuando los líderes sindicales encabezados por Fernando Perfecto protestan por la posible quiebra de Mexicana, no denuncian las tropelías y maniobras de Aeromexico porque también son sus empleados aun cuando Fernando Perfecto aguantó la brutalidad policiaca del DF el miercoles a las 11:30 horas frente a las oficinas centrales de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes en Xola y el Eje Central.
El líder sindical de los pilotos aviadores no opuso resistencia a los empujones del grupo de granaderos que pasó encima de sus compañeros cuando decidieron acostarse para evitar ser levantados por la policía de Manuel Mondragón; lo golpearon, lo subieron a una camioneta de la SSP DF y se lo llevaron sin contestar a las preguntas desesperadas de sus compañeros "¡¡¡A donde se lo llevan¡¡¡".
Lejos, terriblemente distante del trato que da la misma policía a cientos de manifestaciones ligadas a los partidos de izquierda; nada que ver con la tolerancia cómplice de la SSP con el Sindicato Mexicanos de Electricistas en momentos en marchas donde han vandalizado calles, golpeado carros y a agredido a civiles.
La historia real, segundo a segundo, la que vivieron los pilotos, sobrecargos y granaderos frente a las oficinas de un gobierno federal que basa su razonamiento de dejar a la deriva a Mexicana de Aviación en premisas financieras, incapacitado para castigar al empresario que la exprimió, sin importar no solo el daño que causó a pilotos, sobrecargos y trabajadores de tierra, sino también a los usuarios al ser incapaz de controlar los abusos de las otras compañías como Aeroméxico, la nefasta Viva Aerobus, y las de nuevo cuño que con la tragedia de Mexicana incrementaron brutalmente sus ingresos, sin cuantificar el efecto negativo para los polos de desarrollo del país que significan los vuelos caros y la reducción de rutas.
Debe ser frustrante para los trabajadores de Mexicana enfrentar políticas públicas donde las grandes cadenas de televisión no pagan un peso por concesiones explotables en miles de millones, un gobierno con 140 mil millones de dólares en reservas, proyectos cosméticos como la conmemorativa Estela de de Luz y un gober que puede aumentar la deuda de Coahuila en 33 mil millones de pesos.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com