Seguir a Hugo Páez

martes, 24 de mayo de 2011

No al chantaje de maestros en Oaxaca

Hugo Páez

Un funcionario de primer nivel en el sexenio anterior a Gabino Cue me dice que uno de los errores del actual gobernador de Oaxaca fue tratar de negociar con el líder de la Sección 22 del Sindicato de Maestros, cuando en realidad existe un grupo de cabezas con autonomía para desmadrar las cosas si no les dan dinero a cada un de ellos.
La cofradía de grupos interés en el magisterio oaxaqueño está estructurada con el objetivo de extorsionar a la autoridad, fundado en la reteórica de la lucha de los trabajadores.
Los gobiernos priistas de José Murat y Ulises Ruiz simplemente compraron tiempo. Negociaron con todas las cabezas visibles de la Sección 22 con decenas de millones de pesos, en lugar de optar por lo impensable: reprimir el movimiento artificial, que pide a gritos ser reprimido para victimizarse aumentar su fuerza.
Ulises hizo un intento y dio marcha atrás apenas a tiempo para evitar una espiral de violencia incontrolable.
Brutal para la economía regional y para el país que un grupo de corruptos mantengan plantones en el centro de Oaxaca, bloqueos que significan el retiro del turismo y el aumento al desempleo que impacta en miles de familias.
Por supuesto que los mas golpeados serán siempre los mas pobres, esos que forman parte del relicario de demandas retóricas de la Sección 22, pero en esta administración hay un elemento nuevo para llegar a la solución de fondo, si se quiere: la alianza del gobierno estatal con el federal que logró la victoria del PRD-PAN, sobre el PRI. 
O sea que no hay pretextos para unir esfuerzos, no en un intento de "comprar tiempo", como las administraciones pasadas, sino de extirpar de Oaxaca este cáncer que lo mantiene secuestrado por años.
La propuesta de mil 500 millones de pesos en recursos no funcionó porque al final del día los líderes tratan de sacar el mayor provecho personal, y eso se traduce en dinero líquido.
Gabino paga con sangre las novatadas. Primero el blofeo al despachar en las oficinas de gobierno ubicadas en el centro de la ciudad, provocó que los plantones frente al despacho del gobernador entorpezcan una parte importante de la zona turística. Pero antes fue la supuesta profesionalización del gabinete, un requisito dudoso cuando hay voluntad y conocimiento, pero que en el delirio de promesas de campaña, hiperventiladas, convirtió en ley, en un país donde la mayoría de los profesionistas no se han titulado o tienen trunca la carrera.
Ese galimatías le ha costado renuncias y la reubicación de funcionarios que él considera valiosos, a áreas que no exigen el requisito autoimpuesto. El resultando fue de hipocresía normativa.
Gabino Cue tendrá que resolver un problema político insidioso, los líderes de la Sección 22 saben estirar la cuerda al límite, y llegar a la violencia si es necesario, pero esta vez no hay pretexto, el gobierno estatal tiene un aliado donde se necesita, en la federación, y los oaxaqueños votaron por un cambio que esperan se cumpla.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx