Seguir a Hugo Páez

jueves, 19 de noviembre de 2009

Nombramientos de Plascencia confirman continuidad de Soberanes en Derechos Humanos

Hugo Páez

Son los mismos pero revueltos. Raúl Plascencia Villanueva aseguró la continuidad de José Luis Soberanes en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Administración cuestionada por servirles, como agencia de relaciones públicas en las que se contrataron a parientes de ministros de la Suprema Corte y prominentes políticos.
El nuevo ombudsman nacional, Raúl Plascencia, nombró a funcionarios que sirvieron a Soberanes, otros fueron designados como pagos de compromisos políticos y de partido, además de simular cambios para dar la apariencia de romper con el pasado, pero la realidad es otra.
El primer visitador, Luis García López Guerrero, era secretario técnico de Soberanes y su secretario particular por 5 años. Formó parte de la campaña de Plascencia con recursos de la CND, los temas de esta visitaduría son: Gobernación, PGR, Secretaría de Seguridad Pública y Salud.
El Segundo Visitador, Luciano Silva Ramírez, tiene nexos directos con el grupo de Cesar Camacho Quiroz del PRI y lleva los casos de más de 40 autoridades entre las que se encuentra la Secretaría de la Defensa Nacional.
La tercera visitaduría fue asignada al empresario Daniel Romero de Baja California, ligado a Jorge Hank Rhon. Está convencido de las bondades de privatizar las cárceles, “casualmente” esta visitaduría lleva los asuntos penitenciarios. Romero fue presidente nacional de la industria maquiladora, ámbito se caracteriza por ser uno de los más violadores de los derechos laborales. Presidió también el Consejo Coordinador Empresarial del estado.
La cuarta visituría fue una concesión al PAN, la ocupa Teresa Paniagua Jiménez quien era subdirectora de la Unidad de Enlace de la Cámara de Diputados; es originaria de Guanajuato y diputada local por Acción Nacional. Sin el perfil para el tema, lleva los asuntos indígenas de la Comisión.
El quinto visitador es Fernando Batista, fue el cuarto con José Luis Soberanes y durante un periodo su secretario particular; ve los temas de migrantes.
Las mismas aguas se revolvieron en la CNDH para poder navegar con los mismos capitanes. El director general de Información Automatizada, Angel Efraín Pedroza, era particular de Raúl Plascencia y ratificó a Gerardo Gil Valdivia como Director General de Planeación y Análisis. También fueron confirmados el Director de Quejas y Orientación, Máximo Carvajal, conocido priista del grupo de Francisco Labastida Ochoa; y Malcom Alfredo Hammer Muñoz como Oficial Mayor.
Para simular cambios, Plascencia movió un nivel a algunos incondicionales de Soberanes. Por ejemplo, nombró a Arturo Zárate Vite Coordinador General de Comunicación Social y Proyectos; a Gómez Pombo, quien ocupaba el cargo y fungió coordinador de la campaña de Plascencia las últimas semanas, lo designó Director General del área.
Al ex tercer visitador de Soberanes lo designó Director General de Agravio a Periodistas. Ratificó a la maestra Victoria Adato como Coordinadora del Programa sobre Asuntos de la Mujer, la Niñez y la Familia; fue colaboradora de Soberanes desde hace 10 años y ministra retirada con pensión vitalicia.
La Dirección General Jurídica se dio como pago al partido Convergencia para Javier Sepúlveda.
La limpia si llegó para los que se opusieron a Raúl Plascencia en contienda a la presidencia de la CND. Despidió al personal relacionado con Mauricio Farah y Javier Moctezuma Barragán.
En conferencia de prensa, Raúl Plascencia renegó la pertenencia al grupo de Jorge Carpizo, sin embargo, nombró a Luis Ortiz Monasterio como Secretario Ejecutivo, quien fungió como Secretario Técnico cuando Carpizo fue presidente de la CNDH. Lo dicho, renombraron a los Soberanes.