Seguir a Hugo Páez

martes, 7 de febrero de 2017

Trump muerde la mano de las Fuerzas Armadas Mx, seguirá la excesiva cooperación..?

Hugo Páez
No hay forma de pensar en una incursión de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, más que en términos invasivos, sin pretexto alguno de la lucha contra el crimen organizado, cuando históricamente México abrió de par en par las puertas a agentes de la DEA, FBI, CIA y ICE, en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa y continúa la misma mecánica en este sexenio.
Evidentemente Donald Trump trata de atemorizar para debilitar cualquier posición de México, sabe que el gobierno federal NO revelará datos sobre la cantidad de agentes camuflados con etiqueta diplomática en las embajadas de Tony Garza en la administración de Vicente Fox Quezada, de Carlos Pascual hasta el 2011, retirado por Barack Obama por fricciones con Calderón por revelaciones de WikiLeaks; y al final del periodo, Anthony Wayne hasta el 2015 con Enrique Peña Nieto y Roberta Jacobson.
Sobra evidencia de operativos en Tamaulipas, Guerrero, Sinaloa, Nuevo León, Laredo, Ciudad Juárez, Tijuana, con agentes norteamericanos armados, acompañando a las Policías Federales de Genaro García Luna y las de Manuel Mondragón, Monte Alejandro Rubido y Renato Sales Heredia y a la Marina de Francisco Saynez y Vidal Soberón.
La fotografía de la primera detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera el las Suites Miramar de Mazatlán, en la gubernatura de Mario López Valdez, llegó por una agencia de Estados Unidos, la intuición de los expertos explica que uno de los agentes norteamericanos filtró la imágen para evitar una posible ‘fuga’ exprés, una vez que el Chapo fue depositado en el Ministerio Público mexicano.
El vuelo de noticia fue mundial pero en México pasaron horas para que la Secretaría de Gobernación de Miguel Ángel Osorio Chong confirmara la captura, en un operativo donde las policías estatales de Malova fueron recluídas horas antes en el extremo opuesto del estado, en Los Mochis Sinaloa, ante la desconfianza de la DEA y la Semar de Soberón Sanz, a partir de información de inteligencia de Estados Unidos.
La ‘gran relación’ del titular de la Sedena, general Salvador Cienfuegos Zepeda con James Mattis conocido como ‘Perro Loco’, Secretario de la Defensa de EEUU, y anteriormente con David Petraeus, y también ahora con Joseph Dunford, Jefe del Estado Mayor Conjunto, se publicó en medios por ‘plumas amigas’ del Ejército Mexicano, pero es la misma que mantuvo el ex Secretario de la Defensa Guillermo Galván Galván. En la milicia internacional de países afines y amigos ¿quién rechaza la amistad del Ejército más poderoso, equipado y capacitado del mundo..?
En los juegos del poder, una de las estrategias geopolíticas de Estados Unidos es establecer una estrecha relación con las estructuras castrenses de los países que lo permitan. Relación de cooperación y ‘ayuda’ en todos los sentidos, esto les permite conocer las entrañas y meterse hasta donde quieren, y tenerlos de ‘amigos’ para lo que se ofrezca.
Otro ejemplo claro de esa cooperación es la muerte de Arturo Beltrán Leyva en diciembre del 2009 en Cuernavaca Morelos, de igual forma, elementos de la marina lo abatieron y de inmediato una inconcebible fotografía de “El Barbas”, tendido con los pantalones abajo y la playera subida hasta el cuello con billetes de dólares y pesos pegados al cuerpo, se filtró de EEUU como advertencia a otros grupos separados del cártel de Sinaloa.
La pregunta es inevitable: ¿México NO extermina a los cárteles de la droga por incapacidad, o por falta de decisión de Estados Unidos en las operaciones conjuntas..?
El ofrecimiento de Donald Trump a Enrique Peña Nieto sobre la ayuda del Ejército para acabar con los “bad hombres” es mentiroso y venenoso. Sus “bad hombres” en la estructura de distribución de estupefacientes en Estados Unidos, el país de mayor consumo en el mundo, encontrarán otros proveedores alternos en centro y suramérica, y en Afganistán.
No hay magia ni fórmulas, simplemente...“es la economía de mercado, estúpido”, como decía Bill Clinton, y ahora es la impotencia al NO poder contener sus adicciones y la rupestre racionalidad de Trump, lo que obliga a buscar culpables abajo del Río Bravo, pero esos ‘responsables’ NO están en México, y menos en el Ejército y la Marina, dos instituciones a las que los mexicanos SI podemos reclamarles la excesiva cooperación con quien ahora les muerde la mano.
       
   fACEBOOK.jpg
    
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx