Seguir a Hugo Páez

sábado, 25 de febrero de 2017

Yunes, factor en el Edomex contra López Obrador y el PRI

Hugo Páez
    
En los últimos quince años, el comentario recurrente es: el problema de Andrés Manuel López Obrador, se llama Andrés Manuel López Obrador.
Ahora Miguel Ángel Yunes Linares lo subió al ring mediático en Veracruz, y fiel al dogma recurrente, reventó contra la prensa y probó en carne propia la estrategias que aplica a sus adversarios: la acusación mediática insidiosa, sin precisión, pero a un blanco bien definido, sin datos duros fiables, pero a la vez difíciles de refutar.
Así lo ataca Yunes Linares, con información a medias pero cimentada en el vox populi, que habla de financiamientos de Javier Duarte de Ochoa a Morena durante la campaña a la gubernatura, con el propósito de dividir a la oposición más fuerte, la del PAN - PRD.
Y a partir de esta premisa, la Fiscalía Para Delitos Electorales informó ayer inició una investigación sobre posible desvío de recursos del gobierno de Duarte a Morena, a través de ex funcionarios de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
De ser así, puede ser causa del delito en la Ley General en Materia de Delitos Electorales, que sanciona al servidor público que utilice de manera ilegal fondos, bienes o servicios que tenga a su disposición por motivo de su cargo en apoyo a un precandidato, candidato, coalición o partido.
Esto se traduce en recursos para López Obrador, un pecado que contradice el discurso anticorrupción, y la honestidad como argumento de venta por tercer sexenio.
La tesis de Yunes tiene un atractivo electoral invaluable para los propósitos de Josefina Vázquez Mota y Ricardo Anaya Cortés. La estrategia fallida de Duarte para apuntalar a Héctor Yunes Landa mediante la fragmentación de la oposición, se trata de aplicar en el Estado de México con la otra candidata de Andrés Manuel: Delfina Gómez.
¿Porque recurrir a un caso fallido..? No hay más opciones que inflar a la morenista ex alcaldesa de Texcoco. Es una opción de las pocas, a ver si se puede allanar el camino de Alfredo del Mazo Maza.
En esa lógica, el gobernador de Veracruz ataca a Delfina al sembrar dudas sobre un posible contubernio entre los más podrido del PRI: Javier Duarte, y Andrés Manuel, que, según el gobernador veracruzano, será probado con información veraz.
Es un tiro con dos objetivos, apunta al Estado de México en este año y a la presidencial en el 2018.
Sin embargo existe el riesgo de que Miguel Ángel Yunes desborde, o difunda información claramente falsa.
Tanto el PRI como Morena, esperan un tropezón significativo de Yunes, pero mientras Duarte y Karime estén prófugos, será un baluarte para Acción Nacional. De ahí el nerviosismo de Enrique Ochoa al exigir la captura del ex gobernador, y las conferencias de prensa para deslindarse del gober de su partido, cada que puede, una de ellas, la denostación a las falsas ‘quimios’ y pruebas de VIH Sida.
Pero hasta el momento, la curia del PAN no hace suyo el discurso anti Duarte de Yunes, más allá de mostrarse sorprendidos en público por las marranadas del ex gobernador y sus secuaces. Tal vez la duda o la cautela los detenga, un paso en falso será bien aprovechado por Ochoa Reza para probar el presunto ‘montaje mediático’ en Veracruz, sin embargo, la fuga de la pareja y la magnitud de los abusos probados, trazan un camino sin retorno.
¿Yunes trabaja para su candidatura presidencial..? probablemente. Su minigubernatura termina a la par que la Jefatura de Gobierno de Miguel Mancera Espinosa, un candidato declarado, no así la de Javier Corral Jurado, por ejemplo.
A partir de la bodega de corrupción del Nuevo PRI, con el hallazgo de objetos y documentos incriminatorios a Karime Macías con presuntas cuentas bancarias, relata sólo parte de la historia, la otra enloda a Andrés Manuel López Obrador en contubernio con los Duarte, de conseguir pruebas, Yunes y el PAN encontraron el Santo Grial.
    
   fACEBOOK.jpg
    
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx