Seguir a Hugo Páez

martes, 17 de enero de 2017

Trump podría boicotear la venta de gasolina a México

Hugo Páez
   
En el delirio autócrata de Donald Trump, empresarios relacionados en el comercio entre los dos países, consideran un probable boicot a las exportación de gasolina de Estados Unidos a México, en principio, por un corto periodo, algo así como seis meses.
Se dirá que su naturaleza empresarial le impide este tipo de medidas, sin embargo, el boicot tiene el objetivo de postrar a un país para imponer reglas y condiciones unilaterales favorables.
El escenario es terrible, México produce el 32% del consumo actual de los 815 mil barriles diarios de gasolina. Aproximadamente el 80% de la importación proviene de EUA, el resto, de Holanda, Arabia Saudita, Países Bajos, India, hasta 8 países en promedio. Y la mayor vergüenza en un país petrolero es que no se concretaron proyectos de refinación suficientes para el consumo nacional.
Una medida de este tipo se antoja una especie de balazo en el pie a la economía norteamericana, por la fuerza de los corporativos petroleros que no permitirán una merma de esa magnitud.
Pero Trump tiene otros objetivos, y construye su lógica como escenarios de guerra donde estas medidas son usuales, ya ha demostrado esa actitud patológica con la poderosa industria automotriz al obligarla a apegarse a su guión beligerante.
En un primer golpe de advertencia, con la reducción de la mitad de la exportación de gasolina a México, será suficiente para hacernos ver el infierno, y obligará al reencause de operaciones con otros países.
El escenario es improbable pero no imposible, no con la megalomanía de Donald.
Una gama de estudios demuestran que el boicot a Cuba no funcionó, al contrario, afianzó la posición moral de la Revolución y perpetuó a Fidel y a Raúl Castro en el poder, sin embargo, no existe punto de comparación con México, y, lo queramos o no, somos el objetivo de Trump para demostrar el cumplimiento de promesas, entre la que se encuentra la migración y la lucha contra las adicciones que alcanzó nivel de epidemia en Estados Unidos por el consumo de derivados de la amapola. Los plantíos aumentaron en tan solo dos años el 70% en el Triángulo Dorado, conformado por Sinaloa, Durango y Chihuahua.
De las fronteras con Estados Unidos, somos los más débiles y los menos afines, y el principal conducto del flujo de la migración latinoamericana, un tema hiperventilado en la entrevista con el London Times, por la xenofobia islámica del magnate que se autodenomina “el mejor constructor del mundo”.
Trump reprobó a Angela Merkel por la tolerancia a recibir en Alemania más de un millón de migrantes, lo mismo con Francia que vive una crisis similar y está a punto de virar a una administración conservadora, además de aplaudir la salida de Inglaterra de la Unión Europea.
Para entender al próximo presidente de EUA debemos enfocar a Vladimir Putin y la concepción del modelo geopolítico global donde la migración y la Unión Europea es el enemigo.
En política internacional, México es muestra de remanso y falta de previsión, pero de pronto aparece un demonio con poderosas armas de chantaje y extorsión que cambian el horizonte y nos enfrenta a nuestra vulnerable realidad donde pervive el miope argumento de siempre: sale más barato importar gasolina que refinarla en casa.
Una dudosa visión financiera, ya que el hecho de comprar la gasolina en dólares y venderla en pesos, es suficiente para echar a andar los proyectos de refinación que se quedaron varados en esa mar de intereses de grupos políticos y gremiales.
Es la mediocridad del pensamiento sexenal, donde los impensables proyectos a largo plazo, nos convierten en un país de corto plazo.
    
   fACEBOOK.jpg
    
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx