Seguir a Hugo Páez

martes, 8 de septiembre de 2015

PGR punto crítico de cinco sexenios, 14 procuradores y el remate en Ayotzinapa

Hugo Páez


Fortalecer a las personas y no a las instituciones es una tendencia de los gobiernos federales que no pueden erradicar el amiguismo. La Procuraduría General de la República es una prueba fehaciente de ello, en los últimos cinco sexenios -27 años- la duración promedio del procurador es menor a dos años, por lo tanto, la probabilidad de error al nombrar al próximo Fiscal General de la Nación por un periodo de nueve años será enorme, en una institución construida como una maquinaria insidiosa que logra sobrevivir a los intentos de limpieza, y termina por enfadar o contaminar a la cabeza
Los defensores de la iniciativa dirán que se trata de evitar las recurrencias de PGR y de no errar el perfil, que el propósito es designar a una personalidad honorable, profesional y autónoma, pero desde el momento en que el Senado elija al grupo de 10 nombres y los envíe al Ejecutivo para que regrese una terna y el Legislativo designe, surgirán dudas sobre los elegidos o el “inducido” que mantendrá el cargo durante nueve años.
Los desatinos son brutales.
El Informe del GIEI sobre el caso Ayotzinapa de nuevo ponen en tela de juicio la actuación de la Procuraduría. En las prisas por dar carpetazo a la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Jesús Murillo Karam tomó la bandera de una verdad más sospechosa que histórica, cualquier experto en cremaciones, no a modo, dirá que la tesis de la incineración de decenas de cadáveres reducidos a cenizas, en condiciones de campo abierto, sin tecnología, presenta dificultades tremendas. Ese punto débil que cualquier asesor en la materia hubiera echado abajo metió en otra crisis al gobierno federal.
En el otro caso insignia en el actual gobierno, la PGR y el subprocurador Alfredo Castillo Cervantes se aferraron a culpar a Elba Esther Gordillo de lavado de dinero, un delito muy difícil de probar, aquí lo señalamos en tiempo y forma mediante consulta de un experto. La PGR y determinó agregar el delito de delincuencia organizada.
La paradoja electoral de los últimos años es: si los ciudadanos perdieron la confianza en los partidos, y la credibilidad del Ejecutivo está en crisis, fue el caso de Jaime Rodríguez “El Bronco” en Nuevo León, el estado más importante el 7 de junio, de qué forma podría surgir un Fiscal con la confianza ciudadana.
En los cinco sexenios la PGR pasó por 14 nombramientos. Enrique Peña Nieto lleva dos procuradores en tres años con resultados sumamente cuestionados. Carlos Salinas de Gortari nombró a cinco: Enrique Álvarez del Castillo, Ignacio Morales Lechuga, Jorge Carpizo MacGregor, Diego Valadés Ríos y Humberto Benítez Treviño.
Ernesto Zedillo Ponce de León a Antonio Lozano Gracia y Jorge Madrazo Cuéllar; Vicente Fox Quezada a Rafael Macedo de la Concha y Francisco Javier Cabeza de Vaca; Felipe Calderón Hinojosa a Eduardo Medina Mora, Arturo Chávez Chávez y Marisela Morales Ibáñez; y Peña Nieto a Murillo Karam y hasta el momento a Arely Gómez González.
Los presidentes buscaron cabezas fuertes, no fortalecer a la Institución. Entiendo que el propósito de la Fiscalía General de la República es fortalecer la autonomía de gestión, pero nos van a enquistar a un tipo por nueve años, con altísima probabilidad de responder a intereses específicos. Bajo esta perspectiva es de repensar en periodos más cortos, y que el propósito transexenal lo determine la reelección.

   
   fACEBOOK.jpg
  
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx