Seguir a Hugo Páez

lunes, 14 de septiembre de 2015

Guillermo Padrés, bandera del PRI contra corrupción panista

Hugo Páez
   
Es evidente la estrategias de Manlio Fabio Beltrones en la que Claudia Pavlovich Arellano juega el papel de ejecutor.
El PRI construye condiciones demoledoras con el expediente del ex gobernador de Sonora Guillermo Padrés Elías para contrarrestar la bandera anticorrupción del PAN contra el gobierno federal, y suavizar la pretensión de endurecer las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción.
La corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto es la principal bandera de Ricardo Anaya Cortés en el virulento escenario electoral que no respeta periodos y se mantiene constante en la agenda política.
La victoria de Javier Gándara en Sonora era crucial para atenuar las fechorías de Padrés Elías, pero fue derrotado. Ricardo Anaya y sus cabezas en el Congreso: Marko Cortés, Fernando Herrera y Roberto Gil Zuarth están obligados por el discurso moral del PAN a decidir qué hacer con el ex gobernador de Sonora que burló la transparencia y la ética que exigen sus correligionarios a la federación. Padrés es acusado de beneficios indebidos, propios, de familiares y socios. La presa Titanic es una simple muestra.
Claudia Pavlovich lo puso en el filo de la guillotina en el primer mensaje como gobernadora, al que asistieron el senador del PAN encargado de la elección interna Héctor Larios y Diego Fernández de Cevallos.
La palabras de la hechura política de Beltrones Rivera fueron claras y directas: “Quien fue corrupto no va a estar tranquilo hasta que pague las consecuencias de sus actos”.
Indefendible Padrés Elías. Su futuro político está amarrado a la posición del presidente del PAN, no hay mayores opciones: el deslinde o la sospechosa defensa.
No hago a Ricardo Anaya suavizando la pretensión de transparencia y anticorrupción, a cambio de una tregua para el ex gobernador. El discurso en la campaña centró su fuerza en la intolerancia a los moches, al tráfico de influencias y todo lo que oliera a corrupción al interior del partido como primer paso, para predicar con el ejemplo al exterior.
El apoyo de Ernesto Ruffo Appel fue condicionado a esos preceptos. La militancia y el ex gobernador de Baja California estará pendiente del cumplimiento.
Anaya puso el dedo en la llaga, pegó a lo más sensible del gobierno federal, y el contragolpe fue inmediato: el Consejero Jurídico de Presidencia de la República, Humberto Castillejos Cervantes, tachó la propuesta panista de anticonstitucional. Frente a senadores del PRI se burló de la ignorancia jurídica del PAN, pero a la vez mostró a una administración federal hipersensible al tema.
Sin lugar a dudas Manlio Fabio Beltrones tendrá en sus manos la cabeza de Padrés Elías para lo que se ofrezca. El PAN deberá decidir si devalúa ese botín de guerra o lo convierte en su Talón de Aquiles.
   
   fACEBOOK.jpg
   
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx