Seguir a Hugo Páez

jueves, 9 de abril de 2015

Imparable MORENA, revitalizado Andrés Manuel, fortalecido Marcelo

Hugo Páez
   
Interesante el crecimiento de MORENA. Una vez que Andrés Manuel López Obrador superó la difícil etapa experimental, punto de inflexión de cualquier proyecto de enorme envergadura, lo que resta es cuesta abajo, para infortunio del PRD dominado por Los Chuchos, Miguel Mancera Espinosa y su Secretario de Gobierno Héctor Serrano.
La izquierda polarizada después de MORENA tiene un desequilibrio brutal en su contraparte: cojea de la ausencia de un big leader de la talla de López Obrador, sea cual sea el saldo de sus positivos contra sus negativos.
El momento es inmejorable en la atmósfera de crisis moral dominada por la  desconfianza ciudadana contra todo, especialmente lo relacionado a abusos, opacidad, corrupción de gobiernos, partidos, congresos e instituciones electorales.
Este momentum expande la imagen de honestidad cultivada por López Obrador, como materia prima electoral invaluable, y ni siquiera es candidato a nada en las intermedias del 7 de junio, pero ahí está plasmada su voz e imagen en la propaganda del nuevo partido, que, entre otros saldos de guerra, puede anotarse el relego del PAN a un cuarto lugar en la Ciudad de México, y tal vez la última oportunidad albiazul de tener el control de la Delegación Benito Juárez.
Ahí están las encuestas que empatan a MORENA con el PRD en el Distrito Federal, el bastión de izquierda por excelencia.
Ahí está el desplante retador contra Miguel Mancera y Héctor Serrano al rechazar cualquier pacto de civilidad en las campañas. Ahí está el veneno de las palabras del tabasqueño: "Que renuncie el Mancera si quiere apoyar a candidatos o partido". La arenga mide la seguridad con que se conducirán Andrés Manuel, Martí Batres, Ricardo Monreal, Clara Brugada, Bertha Luján Uranga, Claudia Sheinbaum y Mario Delgado.
Y aun con esos números en los estudios de campo, el desmantelamiento del Sol Azteca no termina. El optimismo da espacios al Movimiento de Regeneración Nacional para rediseñase y quitarle paja al nombre, será simple y oficialmente MORENA.
Andrés Manuel espera un nuevo éxodo a favor, después del 7 de junio, por lo pronto, el gobernador de Tabasco Arturo Núñez poco a poco vio que el futuro no es el PRD, tendió un puente con la candidatura de su hijo Néstor Núñez López a diputado federal por el Distrito 9, de la mano del candidato delegacional de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.
Todavía en febrero del 2014 el gobernador de Tabasco rechazó la petición de López Obrador al pedirle que se amparara contra la Reforma Energética y pidiera aumento presupuestal para el estado, por la actividad petrolera.
El otro polo, el de Mancera, Los Chuchos y Serrano, perdió la oportunidad de crecer a la figura más competitiva contra el Peje: Marcelo Ebrard Casaubón. Ahora es un avatar amarrando alianzas en Guerrero, después de sobrevivir a la Línea 12 regresa fortalecido a su discurso directo, eficaz, contundente, ayer arremetió directo contra Carlos Navarrete de quien dijo no calienta ni una taza de té.
De nuevo se usaron los viejos instrumentos de navegación del PRD para enfrentar el gran rompimiento: el interés de grupo bajo la premisa: si no somos nosotros, que se joda el PRD, esta franquicia no la soltamos. Poco podrán hacer contra el líder que acumula tres campañas presidenciales al hilo, con la penetración que eso implica.
No es poco cosa empatar en cuestión de meses al partido que domina el Distrito Federal desde que es votado, el primer Jefe de Gobierno, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano dejó sus filas, la secretaria de Fomento a la Comunidad y Ciudadanía del CEN del partido, Petra Santos, lo acaba de hacer, y apenas inician las campañas, y apenas el lodo de Ayotzinapa y los Abarca se moldea como arma letal.
   
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx

www.hugopaez.com