Seguir a Hugo Páez

martes, 20 de agosto de 2013

¿Qué esperaba el PRD de Cuahutémoc Cárdenas..?

Hugo Páez

         Embestido en la figura de su padre Lázaro, el PRD esperó de Cuahutémoc Cárdenas la fuerza para derribar la propuesta Energética de Enrique Peña Nieto, no fue así.
El mismo PRI se obligó a un cambio de discurso en la Comisión Política Permanente del PRI el domingo, distante del argumento cardenista del Presidente un lunes antes en Los Pinos. Pero al final el discurso en el Monumento a la Revolución resultó desangelado y sin la fuerza dialéctica esperada.
         La estrategia presidencial del lunes 12 de agosto fue abandonada el 18 de agosto por la cúpula tricolor que reunió a todos sus gobernadores, legisladores, líderes y miembros del CEN.
         No hubo elogios al legado del ex presidente que expropió la industria petrolera por parte de Cesar Camacho, Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa, tal vez previendo lo difícil que sería sostener la justificación de la propuesta frente al discurso de Cuahutémoc Cárdenas Solórzano un día después, soportado en una lógica sencilla que soltó desde viernes anterior: ¿Por que hacer modificaciones constitucionales al 27 y 28 si se respeta palabra por palabra a Cárdenas del Río..?
         En la disección del pensamiento cardenista esta la clave que justifica el discurso de Enrique Peña Nieto, pero en la arena mediática se infló la figura del padre de la voz cantante del PRD, y siempre habrá espacios para sembrar dudas en un tema tan complejo que la opinión pública tiende a rechazar por inercia.
         Lo que se vio en Los Pinos no fue sustancia en el auditorio Plutarco Elías Calles el domingo, con la suerte de que fue mal aprovechado por el ex gobernador de Michoacán en el Monumento a la Revolución frente a la curia perredista. Falló la contundencia y extrañó el anuncio de un lejano referendum en el 2015, con el propósito, creo yo, de convertir la elección intermedia de la Cámara de Diputados en un referéndum contra el PRI, “saqueador” del petróleo.
Mientras tanto, habrá una consulta utilitaria para fines mediáticos, aun cuando el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong le reste efectos legales.
         El razonamiento de Cárdenas es simple, y aun cuando la simpleza no garantiza validez, tiene la virtud de la fácil explicación. En esos términos básicos rechaza la modificación al artículo 27 y 28, para hacer un planteamiento que supuestamente llega al mismo objetivo de Peña Nieto, pero “este si”, sin violentar la Constitución, a la que se le da el trato de libro sagrado cuando conviene, y de marmotreto anacrónico cuando estorba.
         Cimentar la propuesta del Ejecutivo que “hizo suya el PRI” el domingo, en una posición que tuvo validez, valentía y fuerza en 1938 fue demasiado arriesgado, pero Cárdenas Solórzano resultó pólvora mojada, y el mitin de Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo quedó tan a la distancia, dentro de 18 días, que los ánimos, susceptibles de cualquier distracción, seguramente estarán en otro lado.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com