Seguir a Hugo Páez

jueves, 10 de mayo de 2012

La única madre presidenciable

Hugo Páez

Al despuntar el día, María José, Celia María y Monserrat correrán temprano al cuarto de su mamá para abrazarla, felicitarla, y decirle lo orgullosas que están por tener una madre que es la primera candidata a la Presidencia de le República, con posibilidades reales.
Horas antes transcurrió un día de perros para Josefina Vázquez Mota. Habló con su hermana Margarita para tomar una decisión pronta, que no dejara duda alguna que enturbiara su camino a la presidencia: Margarita debería renunciar de inmediato a la Fiscalía Especializada contra la Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, dependiente de la Procuraduría de Marisela Morales.
Ayer mismo trascendió en medios de comunicación que la hermana de la candidata trabajaba en la PGR, con las suspicacias del caso, aun cuando la fiscalía está muy lejos de tener cualquier ingerencia en el tema electoral, o de ejercer influencia alguna en su beneficio.
Pero Josefina es así, borró cualquier duda mediante un acuerdo con Margarita para presentar su renuncia de inmediato.
Las dos hermanas estarán hoy con Josefina Mota, su madre. El trago amargo pasó, la decisión dolió mucho a la única madre presidenciable de los cuatro candidatos, pero el calor familiar cura heridas y restaura los golpes del camino político que escogió.
Recortó la agenda para alimentar el corazón, como todos, al lado de nuestra vieja. La mía ya no está, curiosamente cumplía años el 8 de mayo, y por la cercanía del 10, tenía que aguantar el cariño meloso de sus hijos durante tres días.
Por primera vez Josefina no podrá abrazar a su suegra María de la Luz Muñoz, compañera de casa, de vivencias, y madre del hombre que las unía: Sergio Ocampo Muñoz. María falleció en agosto del año pasado.
Sin embargo hoy será un alto en el camino para estar con los que siempre permanecen en las buenas y en las malas, con los esperan atrás de ti cuando todos se han ido. A los que revaloramos en los momentos malos.
Un alto para la reflexión, después de los dudosos resultados del primer debate. Josefina se mantiene estoica, a pesar de que necesitaba un triunfo contundente que no se dio, pero está acostumbrada a sacar agua de las piedras. Seguramente confía en lo que resta de la campaña, y en la segunda oportunidad el 10 de junio.
Siempre me confundí con la mexicanísima frase “vale madres” para señalar la poca importancia de las cosas. Es una contradicción cultural cuando en el fondo todos tenemos “mamitis”.
A la única madre presidenciable el día de hoy la política debería valerle madres y tirarse al “relax” para recargarse con el cariño de los suyos. Lo demás no importa, ni siquiera la silla presidencial.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com