Seguir a Hugo Páez

martes, 29 de mayo de 2012

Deslegitimar la elección

Hugo Páez

Ante el frustrado reclamo del 2006, con el slogan “voto por voto”, que no pudo revertir la elección presidencial aun cuando la derrota de Andrés Manuel López Obrador fue menor a medio punto porcentual, se empieza a construir la atmosfera para deslegitimar el resultado de la elección si no es favorable al candidato de las izquierdas.
Los mecanismos electorales han avanzado, de igual forma que las restricciones, el gasto y los periodos de campaña; en consecuencia, construir argumentos para desacreditar el resultado de la elección será mas difícil que hace seis años; ahí entra en juego la tesis de la imposición del candidato por las televisoras.
Los estudiantes exigen democratizar los medios demasiado tarde para el calendario electoral del 2012. Antes no hubo reclamo alguno en momentos claves, uno de ellos, en la aprobación del Congreso a las reformas a Ley Televisa en marzo del 2006. Los concesionarios obtuvieron enormes ventajas, como la de afianzar la desregulación del espectro digital a favor de las dos grandes cadenas. El apoyo fue casi unánime en las bancadas de todos los partidos, la votación batió record al ser aprobada en solo 7 minutos, y sin lectura previa.
El asalto a los derechos ciudadanos quedó en evidencia. Diputados y senadores, como Pablo Gómez del PRD y Santiago Creel Miranda del PAN argumentaron aprobarla bajo presiones, ya que nadie se iba a exponer al poder de las televisoras.
Creel sufrió la embestida de Televisa por una conferencia de prensa donde denunció los hechos, casi de inmediato, en El Noticiero ventilaron la vida privada del senador con la actriz Edith González y a partir de ahí desapareció de la pantalla.
En esos momentos no se dio el mínimo indicio de protestas estudiantiles ante la evidente maniobra que fortalecería a las televisoras para influir en lo que quisieran.
Tampoco apareció la furia juvenil en marzo del 2010 por el asesinato de dos estudiantes a las puertas del Tec de Monterrey en la avenida Eugenio Garza Sada, en la capital de Nuevo León. En medio de una balacera del Ejército contra criminales los jóvenes fueron confundidos con sicarios, y después se les trató de incriminar como tales al desaparecer credenciales de la institución.
Los alumnos del campus Monterrey se quedaron solos con su tenue protesta, dos años después un video de producción casera recordó los hechos sin mayor impacto.
Ayer los estudiantes protestaron frente a Televisa y lograron que el debate se transmita en el canal 2, el de mayor audiencia en el país, posteriormente marcharon a Gobernación y fueron atendidos por el Subsecretario de Gobierno Obdulio Ávila Mayo bajo las condiciones exigidas por los miembros del “Yo soy el 132”, en la calle y frente a los medios de comunicación. Sin problema, el oficio político de Obduio Ávila sacó la negociación adelante al acordar con un contingente de estudiantes que ya presenta graves síntomas de crisis interna.
Los estudiantes deberán estar alerta, se ganaron un espacio muy importante en la opinión pública y deberán mantenerse como una fuerza ciudadana sin bandera política en la tormenta postelectoral que se avecina.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com