Seguir a Hugo Páez

jueves, 3 de mayo de 2012

El encuentro Videgaray y Ruiz Mateos que nunca se dio

Hugo Páez

Un flanco en la guerra sucia de las campañas presidenciales opera con discreción. Unas son escuchas ilegales, otras, filtraciones de encuentros que nunca se dieron, con el propósito de minar la relación de Josefina Vázquez Mota con la Presidencia de la República.
Sabedores de momentos de tensión entre Felipe Calderón y la candidata del PAN, desde la contienda interna del partido, los pájaros en los alambres filtraron al periódico Reforma un encuentro casual entre Gerardo Ruiz Mateos y Luis Videgaray en el restaurante Suntory, en el que supuestamente el Jefe de la Oficina de Presidencia dijo al coordinador de la campaña del candidato del PRI que el triunfo de Peña estaba amarrado.
Mentira, los personajes ni siquiera se vieron, aun estando en el mismo restaurant, sin embargo la información insidiosa inyecta veneno al supuesto desdén de la casa presidencial con la candidata del PAN.
Anteriormente, dos grabaciones importantes fueron filtradas a los medios de comunicación como parte de la estrategia de contrainteligencia: la primera se dio en la precampaña, Josefina habló en una conversación telefónica contra Ernesto Cordero Arroyo y los ataques en su contra en el debate entre candidatos del PAN. En la segunda la que la candidata se quejó del Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y de la vocera de Presidencia, Alejandra Sota.
Visto desde cierto ángulo, al que inducen sus detractores, Josefina se mostraba como una panista enfurecida contra el gobierno federal, contra el candidato opositor y contra algunos funcionarios; situaciones que se dan al calor de cualquier contienda interna, y que al contrario del PAN, en otros partidos provoca escisiones, pero en el caso de Josefina la experiencia la impulsó el mismo 5 de febrero, sin pérdida de tiempo, a cerrar heridas.
Quienes no entiendan en el gobierno federal que se trata de una fina labor de contrainteligencia para dividirlos, está perdido. Algunos ya lo comprendieron, es el caso de Ernesto Cordero quien ayer agarró su base de datos para hacer lo suyo en la campaña contra el principal opositor de su partido; por otro lado, Margarita Zavala y Mariana Gómez del Campo aceleraron su participación.
No hay duda de que el PAN paga la novatada de sus militantes, aún se enojan por tonterías y muerden el anzuelo sin darse un momento de reflexión. Acostumbrados a contiendas internas ligeras, el exterior les da pánico y son presa fácil de cualquier estrategia con el afán de debilitarlos.
La filtración del supuesto encuentro de Gerardo Ruiz Mateos y Luis Videgaray parece una simpleza. No lo es, es veneno puro que en el mejor de los casos entretiene al equipo de la candidata y a los funcionarios de Los Pinos, en tiempos que deberían estar optimizados segundo a segundo para la campaña presidencial.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com