Seguir a Hugo Páez

jueves, 31 de marzo de 2011

Doble moral de Encinas: rechazo a la coalición y complicidad con Julio Cesar Godoy

Hugo Páez

         Firme, afianzado en el pedestal del rechazo a la coalición, dueño de la candidatura del PT y Convergencia a la gubernatura del Estado de México, pocos se acuerdan de la flexible moral de Alejandro Encinas cuando fue cómplice de Julio Cesar Godoy, burló la justicia y facilitó la toma de protesta como diputado en San Lázaro para blindarlo con el fuero constitucional, a sabiendas de que había una orden de aprehensión en su contra por ligas con el crimen organizado.
         La moral fragmentada del diputado con licencia no corresponde a su fidelidad con Andrés Manuel López Obrador. Es la pieza clave para reventar la estrategia de Marcelo Ebrard Casaubón que inicia en el Estado de México y concluye en Los Pinos.
         Aún sin pasar la aduana de residencia que exige la ley del estado, Encinas aparenta una posición ética en el rechazo a la coalición con el PAN, sin embargo ayudó a burlar la ley desde la coordinación parlamentaria del PRD, cuando su función de legislador es preservar el estado de derecho.
         Las evidencias contra el hermano del gobernador de Michoacán eran muy claras, audios y testigos lo incriminaban con el cartel de La Familia michoacana. Según documentos presentados por PGR, Julio Cesar Godoy pidió a Servando Gómez “La Tuta” que le quitara de encima a sus opositores y a un periodista incómodo. Julio Cesar daba información de operativos federales y de los movimientos de las policías estatales y municipales. Por este tipo de acciones el gobierno federal dejó de informar a Leonel Godoy, y este reclamó su derecho a estar informado.
Michoacán es una prueba de que la autonomía de los estados sirve a las bandas del crimen organizado para preservar la impunidadad que les garantiza enlaces políticos como los de Julio Cesar Godoy. Este mismo año su hermano Leonel reclamó públicamente a Felipe Calderón por las aprehensiones de alcaldes y funcionarios en Michoacán, aun cuando estaba enterado de que el primer juez de distrito, Ezequiel Cázares, liberó anteriormente al hermano de Servando Gómez "La Tuta", y posteriormente a los funcionarios de su estado cuando se autorizó erróneamente por el entonces Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, el traslado de una cárcel de alta seguridad de Nayarit, a una de Michoacán, quedando los reos en la jurisdicción del juez Cázares, que en noviembre otorgó otro amparo a Julio Cesar Godoy. El primero le sirvió par restituir sus derechos políticos y protestar como diputado con la ayuda de Alejandro Encinas y el diputado José Guadalupe Acosta Naranjo, hoy en pleno cabildeo para lograr la candidatura a la gubernatura de Nayarit por el PRD.
Por si fuera poco, el diputado del PRD tiene otro cargo en su contra por recursos de procedencia ilícita, sin embargo parece que nadie lo busca después del juicio de desafuero, ni la Agencia Federal de Investigación de Arturo Chávez Chávez ni la Policía Federal de Genaro García Luna.
         Encinas pensó que el apoyo en la Cámara de Diputados reventaría el ánimo de llevarlo a tribunales, pero cuando vio la seriedad del juicio de desafuero fue el primero en darle la espalda a su protegido y pidió que toda la fuerza de la ley. El hecho es que Alejandro Encinas y José Guadalupe Acosta Naranjo pusieron al Congreso en el mapa delincuencial, ahora es el alfil de los propósitos de Andrés Manuel, quien después de desactivar la alianza en el Estado de México va por la candidatura a la jefatura de gobierno del DF para uno de los suyos.
         Impidiendo que Marcelo Ebrard se apropie del Estado y lo agregue a la reserva electoral y presupuestal junto con el DF, Andrés Manuel baja considerablemente la fuerza del Jefe de Gobierno. Hay que recordar que los principales reventadores de la Supervía son los grupos de Gerardo Fernández Noroña y Martí Batres. El objetivo del diputado del PT es retrasar la obra para aumentar la molestia ciudadana y que Marcelo no alcance a inaugurar la obra para evitar que se muestre triunfador.
         En la entrega de premios a la juventud una adolescente de Magdalena Contreras pasó sin ningún problema una cartulina de protesta que decía “No a la supervía”, la selección de los ganadores corrió a cargo del Instituto de la Juventud bajo la jurisdicción de Martí Batres, la foto bochornosa dio la vuelta a los medios de comunicación nacionales.
Los movimientos de Ebrard se aceleraron a partir de las campañas a las gubernaturas de Durango, Sinaloa         y Oaxaca. De las tres mas frecuentadas por el Jefe de Gobierno que no dejaba ningún fin de semana sin asistir a actos de campaña al lado de los candidatos, solo Durango perdió por un pequeño margen. La imagen de Marcelo al lado de Gabino Cue y posteriormente con Angel Heladio Aguirre en Guerrero, enfurecieron a López Obrador. La estrategia era clara y eficiente, tanto que sirvió para encumbrar en el PRD nacional a Jesús Zambrano después de la elección estatal.
De inmediato Marcelo quizo imponer la agenda de las alianzas y en conferencia de prensa adelantó la del Estado de México, posteriormente impulsó a Alejandro Encinas en una reunión de la cúpula de izquierda en el restaurante El Cardenal de la Alameda, a la que no asistió López Obrador. En ese momento Encinas balbuceo sobre un acuerdo con el PAN, al final afirmó solamente que sería lo que el partido decidiera. Poco a poco radicalizó su posición empujado por Andrés Manuel en los mítines mexiquenses y lo obligó en publico a rechazar constantemente un acuerdo con el PAN.
Encinas quedó atrapado en sus propias palabras. Una encuesta de Gabinete Estratégico lo ubica 7 puntos abajo del candidato del PRI Eruviel Ávila, si fuera en alianza con el PAN, una distancia escalable, sin embargo es víctima del pedestal moralista que se construyó, pero que contrasta con la burla a ley en complicidad con Julio Cesar Godoy, acusado de vínculos con el crimen organizado.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx