Seguir a Hugo Páez

jueves, 3 de marzo de 2011

El PRD en el choque de dos proyectos

Hugo Páez

A unos días de renovar dirigencia, el PRD se encuentra en medio de la pugna de dos proyectos, el primero busca un cambio de régimen en el Estado de México y el segundo lucha por conservar el status quo de la vieja izquierda, que con el paso de los años perdió competitividad.
Andrés Manuel López Obrador trata por todos los medios de cerrarle el paso a Marcelo Ebrard Casaubón, y desde su origen, sabotea una posible candidatura presidencial a partir de la falsa tesis de que en el 2012 existe la posibilidad de una eventual alianza PAN - PRD, a todas luces intencionalmente tergiversada.
Los ideólogos de las alianzas explican los resultado a partir de buscar un cambio de régimen, no solo ganarle al Revolucionario Institucional, ponen como ejemplo los resultados en los estados de Guerrero, Sinaloa y Puebla, y acusan a sus contrarios de argumentar un choque de doctrinas para conseguir la permanencia de sus privilegios. Aseguran que no solo las victorias dan la razón a las alianzas, los ejemplos están en otras elecciones, como la de Durango donde la alianza que encabezó José Rosas Asipuro fue superada por el PRI solamente por el 1.3 % de la votación, en cambio el PT obtuvo el 3.5%, por lo tanto, el fuego amigo en la izquierda benefició al ticolor.
En el caso de Hidalgo, los petistas fueron contra la alianza favoreciendo al PRI, y en Chihuahua, el Partido del Trabajo jugó a su lado sin que Andrés Manuel López Obrador se opusiera, desconociera, o le hiciera un escándalo a los petistas, como lo hace en el Estado de México con el PRD.
López Obrador apuesta a la desmemoria y apuesta bien, además de ser alabado sospechosamente por algunos líderes de opinión que en el presente lo califican de coherente, y en el pretérito inmediato era la encarnación de la locura.
No se entiende la coherencia cuando realmente no existen diferencias sustanciales entre el Gabino Cue de Oaxaca y el Alejandro Encinas del Estado de México, ni existe una razón válida para su permanencia por tres meses en campaña con Gabino y negarle la posibilidad a Alejandro.
La primera jugada ignoró las presiones de la “yihad” de López Obrador contra todo lo que enfrete a su proyecto. El PRD decidió ir de la mano del PAN en la consulta para una eventual alianza mexiquense, Encinas reaccionó iracundo, de acuerdo al manual del Peje, sin embargo las sirenas empiezan a cantar y el coordinador parlamentario del Sol Azteca puede cambiar de opinión, por eso Andrés Manuel va contra los operadores de la coalición: Manuel Camacho y Javier Corral, delegado de Acción Nacional en el Estado de México. Los dos se convirtieron en su objetivo. Mientras mas se acerquen a un acuerdo, crece la amenaza para el proyecto del líder.
La atmósfera es demasiado nebulosa para tomar decisiones que impacten en el 2012, sin embargo hay línea de vista a corta distancia que urgen a López Obrador a reventar a Marcelo Ebrard. La oportunidad es impostergable, y pasa por detonar la alianza aun cuando favorezca al PRI. El argumento de Andrés Manuel es inconfesable, lo tuvo que revestir de lucha moral contra los inmorales aliancistas. Para tales efectos, envía a sus tropas a fustigar al Jefe de Gobierno donde se encuentre, ya sea en una entrega de reconocimientos a la juventud o en el Registro Público de la Propiedad donde Juan Manuel Contreras, bibliotecario de la Academia de San Carlos, sacó una cartulina reprobando la alianza PAN - PRD.
El tiempo se agota para la unidad de la izquierda, no hay opciones solo el requisito de López Obrador, bajo esta premisa está el sometimiento o la traición antes de llegar al Congreso Nacional del 19 de marzo que renovará dirigencia nacional. Los notables rechazaron esas riendas y el método de selección favorece a Los Chuchos y Marcelo Ebrard, por lo tanto el objetivo apuntó a Manuel Camacho Solís, el ideólogo de las alianzas, el coordinador del DIA que agrupa al Sol Azteca, PT y Convergencia, la amenaza que mantiene contacto directo con el panista Javier Corral Jurado.
En el otro proyecto, el de Ebrard, la coalición es una estategia irrenunciable. Manuel Camacho sabe que Alejandro Encinas deja señales en el camino para encontrarlo y dejarse convencer, aun contra sus “principios”. En ese contexto, Camacho señaló: "Encinas no tiene cola que le pisen. No creo que la izquierda pueda tener una mejor propuesta. Es un magnifico candidato, seria un gran Gobernador, y se irán ajustando las posiciones en las próximas semanas, todo está vinculado en estos momentos. La apuesta es Alejandro, no sólo por su posibilidades, sino que ayuda a despejar el panorama de la izquierda".
Con la negativa de Josefina Vázquez Mota el PAN reduce sus posibilidades de imponer candidato, Luis Felipe Bravo Mena, Ulíses Ramírez y José Luis Durán tendrían que medirse en una encuesta de popularidad, solo un rechazo definitivo de Encinas les dejaría espacio, sin embargo, el PRD apoyando a un candidato de derecha es una oportunidad de oro para que el arsenal de Andrés Manuel López Obrador desate la madre de todas las guerras contra Marcelo. Por lo pronto, la encuesta proalianza va el 17 de marzo, dos días antes del Congreso Nacional, una agenda precisa para hacer daño a las tribus de AMLO agrupadas en el G8 y definir lo que parece una inminente gran ruptura.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com