Seguir a Hugo Páez

jueves, 17 de marzo de 2011

El método bárbaro del general Bibiano Villa contra los bárbaros

Hugo Páez

● El método del general Carlos Bibiano desnuda un estado impotente que permite brotes rudos de "justicia efectiva".
● La comunidad aplaude el asesinato de cientos de maleantes en una especie de justicia expres tomada por las ordenes de un solo hombre con funciones de policía, ministerio público y juez.
● “Antes los maleantes correteaban policías, ahora ni madre, los correteamos a ellos y donde los alcanzamos los matamos”: General Villa

La reacción del publico a las declaraciones del general Carlos Bibiano Villa revelan el coraje y hartazgo de la población con el crimen organizado.
Enojo que perdona los métodos mas rudos, aun cuando rayen en la ilegalidad, y también acusan si precisarlo a un estado impotente que permite estos brotes de "justicia efectiva" cuando es incapaz de operar otros mas limpios con eficiencia.
En su programa de radio de MVS, Carmen Aristegui trató el martes de poner el cuello del general a Sanjuana Martínez en un enlace telefónico en vivo, a partir de una petición de derecho de réplica de Bibiano Villa. La dureza del lenguaje del militar y su poco tacto correpondían a un "shérif" que hace justicia por su propia mano con funciones de policía, ministerio público y juez en uno solo.
Abundaron en la grabación de Sanjuana y del general al otro lado del télefono, afirmaciones como "si los veo venir (a Zetas o delincuentes) los mato", "hay que tener huevos para enfrentarlos, a los policías se les frunce, a los militares no".
Durante mas de veinte minutos el general parecía acorralado por Aristegui y Sanjuana, de pronto, empezaron a llegar llamadas del público a la redacción de MVS, y como en un libro de Tom Wolfe, la duración de la entrevista jugó a favor del genera y su dureza para combatir sin miramientos a los delincuentes en Torreón.
Un porcentaje muy alto del público que se comunicó al programa daba muestras de apoyo al método de Carlos Bibiano, los mas explícitos invitaron a vivir la experiencia de algunos lugares de provincia en los que no se puede transitar por las noches, y el estado de alerta a que son obligados las 24 horas del día por amenazas del crimen organizado.
El general Villa fue invitado por el gobernador Roberto Borge de Quintana Roo para ocupar el cargo de Secretario de Seguridad en el estado, sin embargo, tendrá que librar los efectos secundarios de sus declaraciones incendiarias, porque aun cuando asegura que la Comisión de Derechos Humanos de Coahuila no ha emitido ninguna recomendación en su contra, el Segundo Visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Marat Paredes, declaró que van a revisar su trabajo para ver si existe alguna violación a los derechos humanos.
Mal asunto para el general, la CNDH es adicta a los reflectores y sabe que el foro con Carmen Aristegui le garantiza impacto mediático y la percepción pública de que la Comisión cumple una labor valiente y puntual.
En esta atmósfera, Borge tendrá que soportar el escrutinio milimétrico de medios de comunicación y ONG's dedicadas a la protección de los derechos humanos, factores que podrán complicarle la administración y obligarán al general al pulir el método, o de plano darle un giro que descafeíne considerablemente su efectividad de mano dura, super dura diría yo, que en voz de expertos internacionales en derechos se traduce en barbarie.
En su defensa telefónica con Carmen y Sanjuana, la ligereza del general para describir la forma de tomar justicia por su propia mano, contrastaba con la cursi defensa de su amor por las mujeres. Una especie de expiación de pecados por la acusaciones, tomada de la grabación de la primera entrevista que produjo un reportaje en el periódico La Jornada un domingo antes, en ella afirma que no duda en matar a las mujeres “Halcón” -vigilantes de los Zetas-, atándolas en la cabeza.
El martes por la tarde hablé por teléfono con el general Villa, me asegura lo esperado, que jamás ha matado a una mujer, ni lo haría, pero no duda en disparar contra los “mal parados” antes de que lo maten a él. Un día antes en una entrevista para el periódico Vanguardia Villa declaró: “El personal militar está adiestrado para el combate. No se raja, hemos tenido civiles que a la hora de los chingadazos se les frunce... Antes aquí correteaban policías, ahora ni madre, los correteamos a ellos y donde los alcanzamos los matamos”. Relata el diario: viste camiseta y pantalón azul marino se coloca el casco y el chaleco antibalas. Empuña la pistola con la que duerme, saca el cargador, revisa la munición y corta cartucho. Es una Magnum 44 y se la pone a la cintura. Toma su fusil de francotirador G3 recortado con culata retráctil calibre 7.62, capaz de penetrar blindaje. Agarra el radio y dos teléfonos celulares. Da la orden: Vámonos, y se encamina al estacionamiento seguido por miembros de su guardia personal, compuesta por 114 militares. Son las 16:00 horas y seis camionetas con 30 efectivos encapuchados lo esperan para iniciar la caza de malandros en las zonas más calientes de la ciudad. El pasado 2 de marzo, en un operativo similar, sufrió una emboscada, hombres armados que viajaba en cinco camionetas lo interceptaron y dispararon más de 500 balazos. El blindaje número seis de su camioneta le salvó la vida. Seis policías quedaron heridos. No es la primera vez que intentan matarlo desde que asumió el cargo, pero esta vez supo que uno de los suyos lo traicionó: ¿Quién fue?... “Si supiera ya lo hubiera matado al cabrón”, dijo Villa. Al arrancar el operativo aclara: “Me gusta la adrenalina, venir a patrullar. Cuando agarro a uno lo mato. ¿Para qué interrogarlo? Que le vaya a decir a San Pedro lo que hizo. El día que ellos me agarren a mí no me van a agarrar a besos. ¿Verdad? Me van a hacer pedazos. ¿Y qué? A eso estoy expuesto. El día que me toque, allí nos amarramos”.
Minutos antes hablar por teléfono con el general Carlos Bibiano Villa la Coparmex de Torreón le otorgó un reconocimiento en agradecimiento a su labor al frente de la policía. Bien por él que en términos de su comunidad hizo lo que tenía que hacer como dios le dio a entender, mal por un método muy peligroso que se puede convertir fácilmente en una poderosa arma contra la sociedad que ahora lo aplaude.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com