Seguir a Hugo Páez

jueves, 18 de noviembre de 2010

Pirotécnia política las cumbres climáticas de Ebrard y Calderón

Hugo Páez

Hace 74 mil años, la humanidad estuvo a punto de desaparecer por un cambio climático causado por un super volcán de Sumatra, en Indonesia.
Nada tuvo que ver la mano del hombre. Un verdadero Apocalipsis, 70 mil años antes de la aparición de cualquier libro sagrado y de las predicciones catastrofistas que han servido de base teórica a políticos con habilidades para tomar un concepto y chantajear a la población realizando cumbres climáticas totalmente mediáticas, como el peregrinar de Al Gore, la Cumbre Mundial de Alcaldes que inaugura oficialmente hoy Marcelo Ebrard Casaubón y la super cumbre en Cancún de Felipe Calderón Hinojosa. Las dos prometen no servir absolutamente de nada, solo de impacto mediático explicado por políticos, no por científicos.
Hay que cuidar al planeta, indudablemente; hay que hacer el bien, indudablemente; hay que combatir el narcotráfico, indudablemente; hay que desear la paz mundial, indudablemente. Toda las tesis alrededor de esto se tomaría en serio si algún gobierno, aunque sea de una alcaldía grande, se atreve a prohibir el uso particular de vehículos automotores de combustión. Interrumpir la emisión de gases tóxicos con esta determinación es un acción admirable, pero implica la muerte política.
Debemos tomar acciones a conciencia para desacelerar el deterioro del medio ambiente, es necesario hacer todo lo que esté a nuestro alcance, aún así habría que esperar que no ocurriera una super erupción como la de 74 mil años atrás que duró 10 días y cambió el clima de la tierra drásticamente los siguientes mil años. Se calcula que sobrevivieron alrededor de dos mil personas de esa mini era glacial en todo el mundo, los homo sapiens mas aptos, los que utilizaron su cerebro para adaptarse. Lo que conocemos hoy como Europa, China y la India fueron las áreas mas devastadas, asombrosamente por esos años se dieron las primeras muestras de creatividad y de arte de la humanidad. De alguna forma hubo un salto evolutivo obligado por las condiciones extremas. Debería ser tema para filósofos y científicos evolucionistas si el deterioro provocado por la mano del hombre o un posible cataclismo no es parte de la mecánica para obligar a otro salto en la evolución, pero bueno, si está en nuestras manos destruirnos, también está el salvarnos.
Existe una gran desinformación sobre el cambio climático. La gran mayoría de la población piensa que la mano del hombre podría ser la causante de la mayor catástrofe que puede sufrir el planeta. Es un mito alimentado, quiero creer que con el propósito de que los ciudadanos y las naciones se hagan responsables de cuidar el planeta, amenazados por un sentimiento de culpa que trabajaría como un motor de conciencia.
Es una posición paternalista que parte de la tesis de que la gente es idiota e irresponsable, y el cuidado del planeta esperó a que los políticos dieran el banderazo.
Lo terrible es que este año tendremos en México dos “cumbres climáticas” solamente por fricciones entre el gobierno federal de Felipe Calderón y el del Distrito Federal de Marcelo Ebrard.
El precandidato presidencial de izquierda no soportó que Calderón se llevara la cumbre a Cancún y con ello los reflectores mundiales, entonces, se organizó la propia y le llamó Cumbre Mundial de Alcaldes 2010.
¿Quién se puede negar a cuidar el planeta y poner en riesgo a la humanidad?
Debe ser el teorema que soporta las reuniones con cargo a nuestros impuestos. Son los “grandes” objetivos políticos que no tienen riesgo de fracaso: todos unidos para salvar un planeta verde. Es el mismo chantaje que ha servido por mas de una década a la familia González Torres, propietaria de un partido político en nuestro país, el Verde Ecologista.
El cambio climático es constante desde el nacimiento del planeta hace 4.6 billones de años. Tres millones 700 mil años atrás, una erupción del volcán Sadiman en Tanzania logró que las huellas de lo que consideramos los primeros homínidos que caminaron erguidos (bipedismo), quedaran plasmadas y preservadas por la ceniza de la catástrofe en un área que se llama Laetoli.
La historia del planeta es la historia de los cambios naturales, unos son cíclicos, algunos movimientos del clima, otros por eventos fortuitos como el impacto de un aerolito, y otros a causa de la mecánica geológica como las erupciones volcánicas. Cualquiera puede acabar con la vida sobre el planeta.
Hay que estar en perspectiva, no ceder al chantaje apocalíptico del calentamiento global que se ha convertido en un próspero negocio.
Como toda la información imprecisa y especulativa, el antídoto es el conocimiento, es evita a los falsos profetas del clima. Marcelo invitó a los mil alcaldes a desplazarse en bicitaxis ecológicos durante el evento. ¿Mas circo..? además promete superar el protocolo de Kioto a partir de una reunión de representantes de ciudades, a Felipe Calderón se le fue de las manos un compromiso de jefes de estado que sería histórico en las cumbres climáticas.
Posición absurda, cuando la grandilocuencia contrasta con una flotilla de camiones pésimamente mantenidos por el gobierno del Distrito Federal que vomitan toneladas de humo. Absurdo por la infame tolerancia a los peseros y camiones del transporte público que provocan un terrible caos vial, y en consecuencia, un exceso de emisiones de gases tóxicos.
Absurdo en el ámbito federal porque el año de la cumbre climática en Cancún, se redujo el presupuesto para el medio ambiente.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com