Seguir a Hugo Páez

miércoles, 3 de octubre de 2018

Necesitan otros cinco meses de transición

     
Necesitan otros cinco meses de transición
     
Hugo Páez
   
La opinión generalizada en sexenios anteriores es la eternidad que transcurre entre el día de la elección presidencial, y la toma de protesta, motivo por el cual se reduce drásticamente ese lapso de 5 meses en el 2024.
En la situación actual parece lo contrario. El grado de desorden provocado por la impericia e inestabilidad del equipo de transición de Andrés Manuel López Obrador sugiere la necesidad de al menos otros cinco meses de transición.
En estos momentos lo cierto es lo incierto.
Preguntas como: ¿qué trata decir Andrés Manuel López Obrador con la mezcla del Ejército, la Marina, la Policía Federal y las ministeriales, en una Guardia Nacional, con labores policiacas y a la vez de pacificación, ante la brutal emergencia en la seguridad interior..?
Nadie lo sabe, ni Alfonso Durazo Montaño que dio por muerta la Guardia Nacional apenas el 15 de agosto al anunciar que la nueva estrategia sería: “perseguir el dinero de los delincuentes, en lugar de definir objetivos prioritarios”. Hasta el momento ni Olga Sánchez Cordero sabe con qué se quedará en Gobernación.
En el escenario lleno de bandazos, Enrique Peña Nieto tuvo que archivar la iniciativa de ley para separar a la Secretaria de Seguridad Pública de Segob, a petición del presidente electo, con el propósito de que  Durazo arrancara la SSP el 1 de diciembre, sin embargo, la indecisión e indefinición del proyecto lo obligó a frenar la iniciativa, y así evitar un ridículo mayor en el Legislativo.
En el sector magisterial y en la Secretaría de Educación Pública están prácticamente paralizados porque no se sabe el alcance de las modificaciones en la Reforma Educativa, o si se va a cancelar totalmente. Las opciones son tantas y hay a tantos a quién cumplirles, que ningún escenario es suficiente.
Del Nuevo Aeropuerto Internacional de la CDMX ni se diga. Hasta el momento, el futuro titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, NO sabe lo que preguntará en la consulta al pueblo sabio.
Y del bajón salarial a toda la burocracia federal, topado a los 108 mil pesos del presidente, inclusive a los funcionarios públicos de los tres poderes, apenas se empieza a ver el impacto provocado por miles de solicitudes de retiros voluntarios acelerados, por deserciones, demandas salariales, y el ánimo de brazos caídos de los inconformes que se quedan.
La lista se puede prolongar páginas y páginas, pero en verdad necesitan al menos una prórroga de más tiempo en la etapa de transición. Hasta el momento el peligro es virtual, es una amenaza en el pizarrón, menos lo del bajón salarial que ya es ley, pero después de la toma de protesta van solos, sin otro gobierno en funciones a quien echarle la culpa, o que amortigüe las ocurrencias.
Creo que Andrés Manuel se siente más cómodo en la indefinición de ser y no ser, con cierto poder por ser electo, que además le permite un buen grado de error y justificar los desaciertos, con la frase tan gustada por sus fieles: “Aún no asume la presidencia”.
Tampoco sé si voluntaria o involuntariamente, Enrique Peña Nieto los está exhibiendo de cuerpo entero como ‘La loca academia del Gabinete Presidencial’, o como una manada de chivos en cristalería, el caso es que increíblemente le están permitiendo al presidente saliente un adiós espléndido, sonriente, con palmas y aires de nostalgia, cuando meses atrás él y su partido personificaron lo que más abominaban los mexicanos.
No lo digo yo, lo dijeron las urnas, y ahora resulta que lo van a extrañar.
SUSCRIPCIÓN A CORREO: http://ow.ly/S7Ho30igRJ7
portal http://hugopaez.com/   twitter: @HugoPaezOficial  
facebook: https://www.facebook.com/hugopaezopinion