Seguir a Hugo Páez

jueves, 15 de enero de 2015

Margarita la excelente Primera Dama, la mala estratega política

Hugo Páez

Margarita Zavala fue una excelente primera dama. Pero reaparece como una mala estratega política.
El lunes fue a una derrota segura, el martes lamió sus heridas en público y confirmó planes que mantendrán a sus adversarios en alerta. Peor aún, exhibió un capital político vulnerable que es explicado una y otra vez por el calderonismo, en función del dominio del maderismo sobre la Comisión Permanente del Consejo Nacional del PAN.
Después de las derrotas de Ernesto Cordero Arroyo y la falta de figuras alternas del corderismo postcalderonista, Margarita era considerada una de las mejores piezas. Lo es.
No imaginé un discurso anti cofradías. No, cuando Felipe Calderón construyó un juego de tronos con parientes, amigos, simpatizantes y miles coptados con cargos públicos, sin importarle Inflar la nómina federal a nivel direcciones y subdirecciones.
Tampoco entiendo eso de que “le tienen mucho miedo” ¿quién se lo escribió..? Pero en esto no hay nada escrito, sin embargo debe ser doloroso empacar los bienes de una imagen construída durante lustros, en función de una posición que complica cualquier aspiración futura: la de Primera Dama.
Por eso esta primera equivocación es fatal, el pronóstico era claro en la selección de posiciones plurinominales. Y como reza el refrán: mal empieza la semana al que ahorcan en lunes.
Seguramente escucha las voces equivocadas, los cantos de odio contra Madero. No así su cuñada Luisa María Calderón, jugó con inteligencia y precisión. Si logra la gubernatura de Michoacán será uno de los pilares de Acción Nacional en el 2018, junto a Margarita Arellanes en Nuevo León, Pancho Domínguez en Querétaro y Adriana Dávila en Tlaxcala, si se erigen victoriosos.
Pero Margarita reveló sus planes y ahora es el enemigo número uno de maderismo. En la oposición, la presidencia de los partidos lo son todo, pero la conferencia de prensa del martes la convirtió en la principal adversaria de Ricardo Anaya Cortés, aun con los buenos modales del queretano y el reconocimiento público de Zavala Gómez del Campo.
El calderonismo le apuesta a los malos resultados del 7 de junio, sin embargo la estructura no les pertenece, y las fuertes crisis que atraviesan el PRD y el PRI pueden modificar el panorama.
Margarita dio el primer tropiezo y puso las condiciones para el segundo. Fortaleció a Gustavo Madero y a Ricardo Anaya, y poco a poco verá la espalda de los que ahora aparecen a su lado.
Rafael Moreno Valle la considera una gran aliada. Dejará la gubernatura en el 2017, y a partir de que Madero asuma la coordinación del grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, le disputará la candidatura a la Presidencia de la República.
El poblano necesita a Margarita en el CEN del PAN para consolidar su candidatura, una posición que tal vez buscaría la ex primera dama. En los momios van juntos, lo decidirán las condiciones y el tiempo, pero se atravesó la derrota del lunes.
Como primera dama, Margarita fue un alivio comparada con el protagonismo y la desbordada ambición política de Marta Sahagún de Fox. Como ex primera dama, está por verse.
Me quedo con la mujer admirable que busca sus mejores opciones políticas. Un tropiezo lo tiene cualquiera.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx

www.hugopaez.com