Seguir a Hugo Páez

jueves, 5 de junio de 2014

¿Quien le cree a María Elena Morera..?

Hugo Páez


“Con el tiempo aprendí que no a cualquiera se le llama amigo #reflexion” escribe María Elena Morera en su cuenta de twitter: @MaElenaMorera.
Genaro García Luna si era su amigo, mucho más que otros, me consta. Además lo consideró durante mucho tiempo el mejor funcionario en el tema de seguridad pública, por eso se lo recomendó a Cesar Nava en una larga plática en el 2006 en el café Balmoral.
Para sorpresa de los dos, Morera y yo escuchamos de Nava que en ningún momento el equipo de Felipe Calderón Hinojosa había visitado la AFI creada en la procuraduría de Rafael Macedo de la Concha en el primer sexenio panista de Vicente Fox Quezada.
Increible porque la Agencia tuvo grandes éxitos contra el secuestro, el reclamo social más importante de esos años que derivó en el 2004 en una mega marcha de más de un millón de personas, abanderada por la asociación civil México Unido Contra la Delincuencia de Josefina Ricaño de Nava.
Pero la amistad tiene muchos matices, y con frecuencia colapsos, como el de la presidenta de Causa en Común y el proscrito García Luna, que en un tiempo fue el gran apapachado de los líderes sociales.
Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí junto a Morera reconocieron su trabajo de muchas formas, unas al acompañarlo en presentaciones de libros de su autoría, otras en eventos de sus ONG´s, del gobierno federal, en los estados y sobre todo, en las masivas reuniones con el gabinete de seguridad donde los gobernadores eran la causa de los grandes fracasos en seguridad, como lo siguen siendo muchas entidades.
Pedro Galindo y María Elena fueron víctimas de la violencia, los días insoportables seguramente dejaron huella en su hijo Juan Pablo que se afanó en colaborar con el gobierno federal. Yo sabía que tarde o temprano el hecho sería utilizado contra María Elena por la falta de corrección política. El martes lo uso Genaro García Luna en una carta a Milenio “Su hijo colaboró conmigo desde el 2008 y se mantiene en la institución”.
La insidia de la cita con la que trata de demostrar el vínculo entre la activista social y el ex funcionario prueba que ese cartucho serviría tarde o temprano a los detractores de María Elena, aun cuando las empresas de su familia prueban que el trabajo de Pedro Galindo Morera en la SSP no era un trueque de favores por chamba.
Me enteré de la amenaza de García Luna cuando era el hombre de todas las confianzas de Felipe Calderón Hinojosa y hacía mancuerna con Alejandra Sota, dos posiciones muy poderosas, tanto así que la entonces candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, lo consideraba el operador de la inteligencia del estado en uso de todo tipo de tecnología de la información, desde Palataforma México.
Desde ese pináculo una amenaza es brutal, pero también eran conocidos los arranques de García Luna que no iban más allá de pirotecnia y estruendos, como parte de su personalidad. Lo sufrieron sus colaboradores y sus enemigos políticos como Eduardo Medina Mora y el ahora Director del Instituto Nacional de Migración, Ardelio Vargas.
Morera no ha medido las críticas, hace bien, en su momento Andrés Manuel López Obrador la llamó pirruris por la marcha ciudadana. Fox le dijo que cuidara a sus hijos durante un año, tiempo que se daba el gobierno federal para ofrecer resultados en la lucha contra el crimen organizado, el ex presidente en su bobería y ligeresa hiperventilada ni se acordó.
Hasta la fecha la inseguridad está más que viva en los tres niveles de gobierno, la prueba reside en el refuerzo de Enrique Peña Nieto desde inicios del 2014, aun con los resultados de la encuesta del sexto trimestre de Roy Campos que la sitúa como la segunda cosa mejor hecha por el presidente de la república, sólo abajo de la Reforma Educativa.
La sociedad civil organizada es el dedo sobre la llaga de los funcionarios de seguridad pública. El año pasado Miguel Mancera le pedía a Morera que convenciera a sus vecinas de Las Lomas para instalar circuitos de videovigilancia ante la ola de asaltos y robos a casa habitación, de la cual fue nuevamente víctima. Una recomendación que alarma y dimensiona el tamaño del problema contra la incompetencia de los organismos de seguridad.
¿Quien le cree a María Elena Morera..? Yo creo que todos.
La amenaza no es un juego, pero habrá que pedirle el porqué del silencio por más de dos años y el momento en que decidió revelarlo.

María Elena Morera presidenta de Causa en Común
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx

www.hugopaez.com