Seguir a Hugo Páez

martes, 25 de marzo de 2014

PAN y PRD aprietan a Peña como Beltrones y Gamboa a Calderón

Hugo Páez

El PAN y el PRD tienen medida las ansias del gobierno federal por sacar las reformas de ley prometidas en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto. Ayer en el restaurante Champs Elysees panistas y perredistas acordaron reventar las leyes secundarias de la reforma en materia de Telecomunicaciones. La semana pasada fueron las reglamentarias de la Energética.
En un salón privado del Champs se reunieron a las 3 de la tarde Cecilia Romero, Jesús Zambrano, Santiago Creel, Juan Molinar Horcasitas, Miguel Barbosa y Jesús Ortega entre otros, decidieron convocar de inmediato a una conferencia de prensa para anunciar el rechazo, con los titulares de los dos partidos.
Romero y Zambrano afirmaron que la iniciativa no reflejan el contenido de la reforma enviada por el Ejecutivo. Este importante decreto de cambios constitucionales ha sido un avance de enorme importancia política, económica y cultural, producto de decenas de años de lucha y agregaron que el PAN y el PRD consideran inadmisible que en estos proyectos de leyes se desconozcan avances alcanzados y expresados en la Constitución. La facultades del Instituto Federal de Comunicaciones pretenden ser reducidas o alojadas nuevamente en el Ejecutivo como si no hubieran sido transferidas en su carácter de órgano regulador.
En días pasados el coordinador de los senadores panistas Jorge Luis Preciado abandono de la mesa de negociaciones de las leyes secundarias de la Reforma Energética. La bancada de Emilio Gamboa en el Senado mostró su disgusto y vino la contrareacción vino de David Penchina. Trató de suavizar las cosas asegurando que el mayor fraude de oceanografía se cometió en septiembre del 2013, ya con el PRI en la presidencia de la república.
En menos de diez días el PAN y PRD pusieron al PRI y al gobierno federal en una encrucijada a partir del escándalo de Oceanografía y de la Línea 12 del Metro, dos casos que pegan a los partidos opositores.
Otra de la propuestas para reanudar negociaciones es la creación de una Fiscalía de PGR para investigar el caso Oceanografía. Entre los funcionarios de PEMEX con permanencia transexenal se habla de contratos “muy favorables a terceros” en los que Oceanografía se queda corta. Son doce años en que el PAN tomó el control de la petrolera y abundan casos de sospecha de enriquecimiento de sus funcionarios. Se entiende que el gobierno federal, el PRI y el Congreso pretendan implementar mecanismos de transparencia inmediatos antes de avalar las leyes secundarias de la Reforma Energética ya que el rediseño legislativo que le de autonomía constitucional a la PGR entraría en funciones hasta el 2018.
Pero la propuesta de la bancada de Manlio Fabio Beltrones, depositada en los escritorios de Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong y Jesús Murillo Karam parece una reedición temática de la fiscalía especializada para investigar los casos de corrupción a nivel federal y otros delitos cometido por un servidor público de reciente cuño -segunda semana de marzo del 2014- en la PGR, como consecuencia de la Reforma Político Electoral, y se espera que entré en funciones cuando el Senado designe al Fiscal.
Esta Fiscalía atrae funciones de la unidad especial de la PGR. Se trata de investigar delitos relacionados con hechos de corrupción, su creación fue casi en paralelo que la integración de una Comisión en el Senado para dar seguimiento al caso Oceanografía. La duplicidad parece evidente, se abren más frentes del PRI y el gobierno federal sin resolver, un escenario de condiciones ideales que sus opositores aprovechan, tal como lo hicieron Emilio Gamboa y Manlio Fabio Beltrones desde el Congreso en el sexenio de Felipe Calderón.
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx