Seguir a Hugo Páez

jueves, 20 de marzo de 2014

El Big Brother de Joel Ortega de la Línea 12

Hugo Páez


Contra la voluntad de Miguel Mancera, el problema de  la Línea 12 se le convirtió en un tema de tribunales inquisidores gracias al proyecto mediático de Joel Ortega de sacrificar en plaza pública a Marcelo Ebrard Casaubón.
El ex Jefe de Gobierno del DF puede ser responsable directo, indirecto, o no serlo, pero todo apunta a una ejecución política donde poco importarán los dictámenes técnicos, hoy mismo el caso va a parar a comisiones de investigación en la Asamblea Legislativa del DF y  las Cámaras federales harán lo suyo, donde la nota será de escándalo político.
El de ayer fue la destitución del director del Proyecto Metro Enrique Horcasitas, hoy tiene una cita con la comisión de investigación de la ALDF cuándo ni siquiera existe un orden en dictámenes periciales. Pero el show está montado y en espera de los medios.
      ¿Qué hacer con Joel Ortega..? es el dilema en la oficina de gobierno de Miguel Mancera. El Director del Metro desbordó en la plataforma mediática las fallas en la Línea 12, exhibió a Marcelo Ebrard Casaubón en el momento preciso en que puede cortar sus aspiraciones presidenciales.
Existen muchas formas de presentar la información para darle soporte a una tesis, Ortega está en la mejor ubicación para hacerlo aun cuando Ebrard tomó la providencia de recopilar miles de documentos en un escándalo que veía a corto plazo, sin embargo, la animadversión desbordada del director del Metro se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para Miguel Mancera.
Ortega va más allá del golpe político sin importar llevar el escándalo al punto de parar la operación y sugerir una nueva traza de ruta en la Línea 12. Esta puede ser una hazaña monumental en una concentración urbana como la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.
Pero el objetivo del Director del Metro no parece ser la solución del problema sino inflarlo cada día más para aniquilar totalmente a quien lo señaló como el principal responsable en el 2008 de la muerte de 12 jóvenes en la discoteca New´s Divine a causa de un mal operativo de la policía bajo su cargo. Mientras tanto el caos será facturado al Jefe de Gobierno del Distrito Federal
El protagonismo de Joel Ortega y su prejuicio con Ebrard ahora son parte del problema. Es necesaria una visión objetiva, imparcial, para fincar responsabilidades sobre posibles actos de corrupción, Miguel Mancera tendrá que hacer los cambios necesarios para evitar cualquier sospecha de ejecución políca. Ortega no es garantía de esa imparcialidad necesaria. A partir de hoy, con el desfile de funcionarios por el sínodo de legisladores, la toma de decisiones del Jefe de Gobierno también será materia de inspección milimétrica.
¿Qué hacer con Ortega..? Es la gran interrogante que tendrá que resolver Mancera.
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx