Seguir a Hugo Páez

martes, 11 de marzo de 2014

Los delirios de Calderón: El Chayo, El Lazca, El Chapo y el control del PAN

Hugo Páez

Fuera de la Presidencia es fácil criticar a Felipe Calderón Hinojosa. Aquí señalamos los grandes yerros cuando se dieron, la incompetencia de gran parte de la burocracia inflada con el aval del presidente, y la justificación de Alejandro Poiré con “Los 10 Mitos de la Lucha por la Seguridad” (http://ow.ly/urVXh), el número cinco es la defensa de un secreto a voces en el gobierno los Estados Unidos. Mito 5: “El Gobierno Federal favorece a Joaquín El Chapo Guzmán y al grupo criminal del Pacífico”.
La presunta muerte de Nazario Moreno en el 2010 es solo un ridículo más, nada comparable con la masacre de cien mil muertes dolosas en el sexenio, o la tragedia política que significó para los militantes de Acción Nacional entregar la Presidencia de la República al PRI.
Ahora Felipe Calderón es escarnio de los maderistas coordinadores parlamentarios Jorge Luis Preciado y Luis Alberto Villarreal. No lo hicieron en su momento, no era momento de enfrentamientos internos, una historia muy diferente a la de Javier Corral, describió por escrito y a detalle el perfil negativo del presidente en funciones como respuesta a los dichos de Calderón en una reunión con Senadores del PAN el 28 de agosto del 2012. Una carta brutal donde le habla de frente, de sus delirios (http://ow.ly/urTL5).
Entre el 2006 y el 2012, algunos medios de comunicación afines se dedicaron a hacer apología de la lucha contra el crimen organizado. Sin reparar en el rigor científico forense, Alejandro Poiré anunció la muerte de “El Chayo” Moreno, eran tiempos en que el gabinete de seguridad necesitaba construir una tesis ante la escasez de grandes golpes. Heriberto Lazcano, el líder de los Zetas, parece ser otro logro ficción, empañado por la torpeza de Cuitlahuac Salinas que se aferró a comparar el ADN de los padres del delincuente con las muestras tomadas al presunto cuerpo del “Lazca”.
El entonces titular de la SEIDO chocó con Marisela Morales y enfureció al presidente. Semanas antes de terminar el sexenio, la Procuradora General de la República lo corrió, y una vez que todos salieron de la administración pública, Cuitláhuac Salinas emprendió una campaña contra su ex jefa, a la que años atrás acompañó cargando una maqueta del predio “El Encino”. Eran tiempos de Rafael Macedo de la Concha en la PGR y Vicente Fox Quezada en Los Pinos, el “tour” era para todo aquel que quisiera escuchar los porqués del desafuero de Andrés Manuel López Obrador.
En algún momento, desde el Senado Manlio Fabio Beltrones le llamó voluntarioso a Calderón, en el marco de los daños “colaterales” contra la población civil: fueron abatidos por mera confusión dos estudiantes del Tec de Monterrey en los límites del campus y la avenida Eugenio Garza Sada.
En Sinaloa, Tamaulipas, Nuevo León y Chihuahua otros civiles por igual fueron asesinados a balazos en retenes militares. Hubo necesidad de trofeos como “El Chayo”, como “El Lazca”, y de creer sus propias justificaciones, después de la caída de dos Secretarios de Gobernación: Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake Mora. La historia es implacable, pretender quedarse con el control del PAN puede ser la continuidad de ese voluntarismo o uno más de sus delirios.
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx