Seguir a Hugo Páez

jueves, 7 de marzo de 2013

…Y Venezuela sobrevivió a Hugo Chávez

Hugo Páez

Un hombre que fue capaz de dividir el núcleo familiar de miles de familias, y en casos extremos llegar a la muerte de unos y otros por diferencias de opiniones respecto al líder, libertador para esos unos, y el tirano que los hundió en la mayor de las crisis, para esos otros, merece un lugar en la historia, como se lo ganó Hugo Chávez.
Nunca comprendí la incapacidad de miles de venezolanos para ver los grandes negativos del líder. Un ejemplo: la infame carcachización de las calles de Caracas y las capitales de los Departamentos (equivalentes a los Estados en México), consecuencia del bajísimo precio de la gasolina. Con esta posición, los peores automóviles, los mas consumidores de gasolina, sin importar el tipo de vejestorio, llegaron a la República Bolivariana por miles, procedente de los países colindantes, provocando daños mediambientales irreversibles.
En estos momentos esos detalles parecen banales ante el maremagnum rojo que invadió las calles de Caracas al paso de su féretro. Pero esos innumerables detalles dejan un país en franca banca rota, comprometida con subsidios extranjeros que serán insostenibles para Nicolás Maduro o Henrique Capriles, dos de los personaje mas visibles que deberán disputar las urnas en 30 días.
Impensable que en una democracia liberal un presidente, aun desahuciado, imponga heredero desde el pedestal de su influencia sobre sus incondicionales y los mas necesitados. Esas fueron sus palabras para sembrar en las mentes electoras al vicepresidente Nicolás Maduro.
En los próximos días Venezuela será el epicentro de la política Latinoamericana, hace bien Enrique Peña Nieto en estar presente, sobre todo si pretende recuperar el liderazgo de México en la región, después de años de ser un referente de violencia.
En los dos sexenio del PAN, fueron inolvidables los malabares del gobierno de Felipe Calderón para demostrar que Ciudad Juárez no era la mas peligrosa del mundo, mas que la explosiva Bagdad. Y los enredos de la Secretaría de Relaciones Exteriores para bajar la alerta de las naciones que recomendaban no viajar a México, o en el mejor de los casos, evitar una gran lista de ciudades y estados de la república.
Nadie podrá reclamar a Peña Nieto el esfuerzo por revertir los negativos, no solo en temas que afectan el turismo y la inversión extranjera, sino en el viejo liderazgo que, como se propaga falsamente, no fue obra de los sexenios del PAN, en todo caso este terminó por enterrar una relación que fue deteriorándose en la conveniencia de gobiernos como el de Ernesto Zedillo.
A la llegada del PAN a Los Pinos, de inmediato comulgó con las tendencias de organismos internacionales pro norteamericanos. La posición era esperada: legisladores de Acción Nacional y el mismo partido fueron tenaces críticos de la sistemática violación a los derechos humanos en Cuba, y Estados Unidos presionó para que nuestro país votara contra el régimen de Fidel Castro en la ONU por estas violaciones, alejando a México de los países Latinoamericanos con gobiernos de izquierda.
Termina el sexenio de Felipe Calderón con resultados muy pobres en política exterior, a Peña Nieto le deja reconstruir el liderazgo de México en América Latina, y ese fue el mensaje central en su primera travesía por el extranjero como Presidente Electo, sin embargo, el recorrido no varió gran cosa del primer viaje de Felipe Calderón en el 2006.
Lo comenté en este espacio, Peña recorrió Guatemala, Colombia, Brasil, Chile, Argentina y Perú, y Calderón visitó los mismos países, más El Salvador, Honduras y Costa Rica. En resumen, el avión de Peña Nieto no aterrizó en ninguno de los países de la Alianza Bolivariana (ALBA). Cuba y Nicaragua, por decir los tradicionalmente mas cercanos al PRI, fueron tachados del itinerario.
La Venezuela Bolivariana de Hugo Chávez, con mayores vínculos en la izquierda mexicana, pudo ser omitida por la víspera de la elección del 7 de octubre, y así evitar cualquier interpretación de respaldo a uno u otro contendiente, Hugo Chávez que busca la reelección, o el opositor de centro derecha Henrique Capriles Radonsky.
De hecho, el desaire de Peña Nieto a los países del ALBA, en su primer viaje al extranjero, fue un mensaje para Barak Obama con el propósito de fortalecer a las naciones de la Alianza del Pacífico, un bloque de libre comercio formado por Chile, Perú, Colombia y México.
Ya no podemos concebir el liderazgo Latinoamericano solo en términos comerciales, frente al bloque que encabezó Hugo Chávez, los hermanos Castro, y la presencia inminente del premier de Irán, Mahmud Ahmadineyad.
Con el fallecimiento del comandante las posibilidades se multiplican, los países del Alba se debilitan como una federación de países íntimamente ligados por un mismo objetivo.
El comandante dejó grandes historias, unas exóticas, otras, llenas de locuras, todas con una alta dosis de populismo. Hace algunos meses, una persona muy cercana me relató un pasaje extravagante que desnuda la personalidad pública de Hugo Chávez, lo comenté en esta columna pero es digno de revivirlo. El escenario es una sala de juntas en Caracas con los mas altos ejecutivos de compañías extranjeras productores de neumáticos. Hugo Chávez inicia la ponencia con una petición que termina en orden: “Necesito que dejen de fabricar la variedad de llantas, y se enfoquen en neumáticos para motocicletas”.
La confusión de los altos ejecutivos fue mayúscula. No sabían con precisión si se trataba de una sugerencia, proyecto, o alguna otra cosa. La falta de mas información les llevó a pensar que el presidente de Venezuela revelaba una próxima oportunidad de mercado. Pero no, les estaba ordenando hacer llantas de motocicleta, cual CEO de cada una de sus compañías. Ahora la línea de producción cambiaría a ese tipo de neumáticos.
Una vez terminado el monólogo, Chávez se despidió de mano de cada ejecutivo, sin esperar a ser cuestionado, o que algún directivo le explicara que tenían que informar a los responsables de Latinoamérica, o de plano al chairman de la transnacional.
No, Chávez acostumbrado a obtener resultados de cada uno de sus impulsos, y a ver materializadas sus ideas por un grupo de colaboradores que no se atreve a cuestionarlo, y mucho menos a enfrentar una idea locuaz, se retiró de la reunión con la certeza de que las empresas transnacionales se concentrarían en producir solo llantas para motos. Tal vez con un poco de paciencia, los directivos harían lo suyo y convencerían a sus compañías de que la “orden” de Chávez era tan volátil como muchas otras. En otras palabras, seguirle la corriente para volver a la normalidad meses después. Las plantas de esas transnacionales seguirían ahí, produciendo neumáticos con petróleo muy barato, no fue así, como la historia de otras empresas que se negaron a someterse, las llanteras emigraron a otros países de la región. Ahora Venezuela tiene que importar un sinfín de productos gracias a una situación inestable y con uno de los índices de violencia mayores del continente.
Pero Chávez fue un encantador de serpientes, cito al cineasta estadounidense Michael Moore, ganador del Óscar al mejor documental en 2003 por "Bowling for Columbine". Moore no dudó en glorificar la figura del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como un adalid de los pobres: "Hugo Chávez declaró que el petróleo pertenecía al pueblo. Usó los dólares obtenidos para eliminar el 75 por ciento de la pobreza extrema y proveer un sistema sanitario y educación gratis para todos. Eso lo convirtió en peligroso. Estados Unidos aprobó un golpe de Estado para derrocarlo a pesar de que fue un presidente elegido democráticamente", y agregó: "Antes de que nos animaran a lanzarnos a la guerra de Irak, los medios de comunicación estadounidenses estaban ocupados espoleando la deposición de Chávez. Un total de 54 países permitieron a Estados Unidos detener y torturar a sospechosos. América Latina, gracias a Chávez, fue el único lugar que dijo no".
El viernes darán el último adiós al caudillo, al hombre que en poco tiempo veremos en las pantallas con la magia de Oliver Stone, Michael Moore, o algún director que abrirá otro capítulo en el mito llamado Hugo Chávez. Nunca veremos un filme sobre el heroico pueblo venezolano que sobrevivió a Hugo Chávez.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com