Seguir a Hugo Páez

miércoles, 25 de julio de 2012

El que se lleva se aguanta

Hugo Páez

Xóchitl Gálvez despertó ayer con la terrible noticia de la captura de su hermana Malinalli, acusada de operar como pieza clave en la banda de secuestradores “Los Tolmex”. Ningún elemento mas allá del parentesco ligan las actividades de la presunta secuestradora con la ex candidata del PAN al Senado, sin embargo el estilo estridente, malhablado y en ocasiones feministamente chantajista de Xóchitl, dejó en el camino agravios que le cobrarán facturas, sin importar la vileza del que juzga sin el beneficio de la duda, o la presunción de inocencia.
Durante la campaña en Hidalgo se dijo decepcionada del PAN, la dejaron abandonada, igual que a Josefina Vázquez Mota con quien hacía dúo en las giras por el estado.
Dos etilos muy diferentes. La candidata presidencial siempre cuidadosa del lenguaje y de las formas, contrastaba con la soltura de Gálvez. En mas de una ocasión Josefina peló los ojos como acto reflejo por la palabras de la hidalguense, sobre todo cuando gritaba cosas como: “¡Con el PRI nos va a llevar la chingada..!”.
Horas después de la sorpresa, la ex candidata empezó a reflexionar la detención y sentenció que espera no sea la “Florence Cassez mexicana”, como argumento describe la situación de su hermana como muy “jodida” económicamente, que no tenía para pagar la luz, ni la graduación de sus hijas. Induce a la conclusión de que podría tratarse de una maniobra política.
Seguramente Xochitl está libre de toda culpa, pero así como dice no meter las manos al fuego por su hermana Jacqueline Malinalli, difícilmente podría compararla con el caso de Cassez, ya que la francesa fue juzgada y sentenciada a 40 años de prisión y no hay duda de su participación en los secuestros. El reclamo es la presunta ilegalidad del montaje de la captura, con el propósito de transmitirlo en un noticiero de televisión. Pero hasta el gobierno francés coincide con la responsabilidad de Cassez y solo pidió que cumpla su pena en el país de origen, según el tratado de Estrasburgo firmado por México.
Al final del día la hermana incómoda fue trasladada al penal femenil de Zacatecas por el testimonial de una de las víctimas. La secuestrada no deja lugar a dudas ya que Malinalli con engaños de “amiga” la llevó a una casa donde fue capturada por cinco sujetos que la mantuvieron literalmente enjaulada durante 60 días.
“La nota soy yo, no los secuestradores”, declara en medios de comunicación Xóchitl Gálvez, y agrega “A mi que me dejen en paz”. Nadie está exento ni es responsable de familiares emproblemados con la ley, sin embargo la ex candidata pide tregua cuando no la concedió a sus adversarios, ni a sus contrarios políticos dentro del partido que la postuló y ahora dudan de que no estuviera enterada de las historias de familia. El que se lleva se aguanta.

hugopaez@prodigy.net.mx página oficial: www.hugopaez.com