Seguir a Hugo Páez

lunes, 16 de julio de 2012

El colaboracionismo del PAN oficial

Hugo Páez

Apresurados por obtener la mejor parte de lo que quedó del PAN, dos grandes grupos se disputan el partido y las coordinaciones de las Cámaras de Diputados y Senadores, anticipando acuerdos con el PRI para apresurar las reformas estructurales que le fueron negadas a Acción Nacional en tiempos que redituaran a su candidata presidencial Josefina Vázquez Mota.
Sin embargo las torpezas e incompetencia de Gustavo Madero y Cecilia Romero no impiden que ahora sirvan de puente al grupo de Felipe Calderón para lograr acuerdos con el PRI, a partir de la postura de Andrés Manuel López Obrador y el radicalismo de la Convención Nacional Contra la Imposición que pondrán marcaje personal a las bancadas de la izquierda en el Congreso, con el propósito de obstaculizar el gobierno de Enrique Peña Nieto.
Calderón respondió al periódico español El País que no hizo pacto con el PRI, cuando el reportero le dijo que se veía muy contento la noche del 1 de julio. Ahora el pacto parece muy avanzado, impulsando a Ernesto Cordero en la coordinación de los Senadores albiazules. De nuevo lo ve como su tabla de salvación a dúo con José Antonio Meade, el Secretario de Hacienda de todas las confianzas de Cordero, que podría continuar el próximo sexenio en un cargo de alto nivel por su relación con Luis Videgaray, el hombre fuerte de Peña Nieto. En el otro polo legislativo impulsan a Luis Alberto Villarreal García, los dos puedan garantizarle protección y un trato amable a partir del 1 de diciembre.
Madero sigue la línea, sale en una posición colaboracionista a ofrecer el resto de Acción Nacional al vencedor. En una conferencia de prensa flanqueado por Cecilia Romero convocaron al futuro gobierno a impulsar los profundos cambios económicos, políticos y sociales que demandan los mexicanos: “Nosotros no pagaremos al PRI con la misma moneda de la obstrucción legislativa que ellos usaron, porque el pueblo de México sería el mayor perdedor”.
El falso patriotismo, pero real colaboracionismo anticipado, responde a la estrategia calderonista para mantener el control y garantizar vida política del grupo después del fracaso histórico al no lograr la continuidad en la presidencia de la república.
Josefina Vázquez Mota es, con su movimiento aún amorfo “Ola Civil”, y fue, al derrotar en la interna a Ernesto Cordero, un obstáculo que no libraron los calderonistas, ahora la ven nuevamente como amenaza al tratar de capitalizar los mas de 12 millones de votos obtenidos en la elección presidencial, por eso Felipe Calderón fue muy claro al señalar en una entrevista con el periódico español El País, que la candidata equivocó la estrategia y desdeñó promover la continuidad de su gobierno en la campaña: “Con un Gobierno que tiene una aprobación de más del 60%, la estrategia de campaña (de Vázquez Mota) no fue de continuidad, sino de cambio o diferencia”.
De lo perdido, lo encontrado. Lo perdieron casi todo, pero algunos necesitan salvarse y otros sobrevivir, si de por medio está el colaboracionismo con los que los echaron de Los Pinos: hágase tu voluntad.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com