Seguir a Hugo Páez

jueves, 8 de septiembre de 2016

Luis Videgaray el delfín en el Estado de México

Hugo Páez

El objetivo electoral es evidente en los cambios del gabinete de Enrique Peña Nieto donde el mexiquense Luis Miranda, cercano desde la administración de Arturo Montiel en el Estado de México, toma la estratégica Secretaría de Desarrollo Social, un movimiento que llamó la atención de los partidos opositores y de inmediato se prestan a ponerle lupa en una trinchera que dejó caliente Rosario Robles Berlanga por el caso de Veracruz.
Posicionar a Luis Videgaray Caso es trabajo cotidiano para el experimentado gobernador Eruviel Ávila Villegas, controlar a la oposición panista que renovó dirigencia hace unos días con Víctor Hugo Sondón es un camino recorrido por el Secretario de Gobierno José Manzur Quiroga, así que el hombre de Peña que hasta el momento mantiene la nueva ruta oculta, va a terreno firme, que no puede ser arriesgado bajo ninguna circunstancia al escrutinio de la oposición, en él transitó el presidente Peña Nieto y el gobernador con la fuerza electoral de cualquier estado, que extiende su influencia en muchos otros.
El Estado de México como aduana del 2017 es el diablo para Enrique Ochoa Reza y Ricardo Anaya Cortés. Los opositores al líder del PAN le exigirán que repita la hazaña del 5 de junio, la derrota será el argumento para debilitar su aspiración presidencial, a la cual le brincó rabioso Gustavo Madero Muñoz como la cabeza visible de los panistas encabronados por el abusivo uso de spots de radio y televisión, elemento posicionador frente a Margarita Zavala Gómez del Campo y Rafael Moreno Valle.
Acción Nacional va a una batalla inclemente. Mientras a Enrique Ochoa le sobran candidatos, Ricardo Anaya no puede convencer a Josefina Vázquez Mota para que tome la bandera azul mexiquense. La insidia habla que la ex candidata presidencial es beneficiaria de jugosos programas gubernamentales avalados por Videgaray que le dan espacio político desde el segundo año del sexenio, y con ello el compromiso de no estorbar en el bastión priista.
En lo personal no lo creo, la tesis aparece como la típica narrativa del descrédito, si Josefina rechaza la candidatura ahí está el argumento para mancharla y a su partido, en la guerra electoral que está en puerta y donde se valdrán de las peores mañas.
El affair de Donald Trump es la oportunidad para la salida de Videgaray de Hacienda y ocultar los malos indicadores financieros: un crecimiento históricamente bajo, menor al 2% en este año; el peso en el suelo,  en momentos tocando los 20 pesos por dólar; y las reformas estructurales sin los resultados prometidos.
Pero el Estado de México es el paraíso de quien aspira a gobernador. Si en este momento le dieran a escoger a Enrique Peña Nieto, no estoy seguro que cambie la gubernatura del Estado de México por la presidencia de la República.

   fACEBOOK.jpg
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx