Seguir a Hugo Páez

sábado, 13 de agosto de 2016

¡Todo para atrás..! el PRI arranca de cero

Hugo Páez

¡Todo para atrás..! parece la orden de Enrique Peña Nieto a menos de tres semanas del 4o. Informe de Gobierno el 1 de septiembre.
La última semana prueba la tesis: liberan a los principales líderes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) Rubén Núñez y Francisco Villalobos; la Sala Electoral del Tribunal de Aguascalientes ratifica el triunfo del panista Martín Orozco Sandoval y, por lo tanto, invalida las pruebas presentadas por la coalición PRI, PVEM, Panal y PT contra el obispo José María de la Torre y la intervención del clero católico en la elección del 5 de junio.
En el reversazo, el coordinador parlamentario del PRI en la Cámara de diputados César Camacho Quiroz congela la Iniciativa de los Matrimonios Igualitarios de Peña Nieto que incluye la adopción de infantes y la incorporación de la cultura de género en la educación básica, enviada al Congreso a mediados de mayo en una jugada electoral totalmente fallida, de consecuencias hasta el momento imponderables en las urnas -encuestas señalan un 7% de voto de castigo- que provocó grandes molestias en el PRI de Manlio Fabio Beltrones.
Ahora el PRI arranca de cero frente al vuelo de Andrés Manuel López Obrador que en una declaración demagógica aparece más pobre que Gandhi y más magnánimo que Jesús con los fariseos al prometer NO sacarlos del templo, posdata a todo lo que define como mafia y sus cómplices.
En este escenario de rearranque el partido de Enrique Ochoa Reza ve la soltura de Margarita Zavala, el avance de Ricardo Anaya y de Rafael Moreno Valle, y a lo lejos, la perseverancia incomprensible de Miguel Mancera Espinosa con la esperanza de revertir grandes negativos, pero sobre todo, la endeble posición de Miguel Osorio Chong, que de no ser rescatado de los infiernos de Bucareli, Virgilio regresará sin él, mientras tanto, en esa parcela bajo control del presidente mexiquense calientan José Calzada Rovirosa, José  Meade, Aurelio Nuño, Claudia Ruiz Massieu, Ivonne Ortega -dice ella-, el desganado Luis Videgaray y el próximamente reconstruído Manlio Fabio Beltrones Rivera.   
La presión llegó al clímax días antes del mensaje del 2 de septiembre en Palacio Nacional de frente a la nación donde el Ejecutivo deberá mostrar un país bajo condiciones de control aceptable, no el desbordamiento en las calles, no el Estado de Derecho violentado frente a la autoridad omisa, no al país del chantaje de grupos de choque que paralizan economías regionales donde comerciantes, empresarios y la sociedad civil tiene que tomar también las calles y medidas de presión para ser atendidos.
La liberación de los líderes Núñez y Villalobos evidencia el uso de la ley como arma de persecución política, además de coartar sus derechos por la figura jurídica de libertad bajo caución.
Funcionó el chantaje de los bloqueos y la virulencia magisterial disidente, en complicidad el Poder Judicial y de la PGR de Arely Gómez González, juntos dan marcha atrás en la integración de delitos graves que mantuvieron a los líderes de la Sección 22, primero en el penal de Hermosillo Sonora y posteriormente trasladados a Oaxaca.
El Estado de Derecho negociado.
Prevalece la duda si el trueque será suficiente o habrá nuevas protestas para obtener nuevamente los beneficios de la Sección 22 y sus satélites, entre ellos el descongelamiento de cuentas, la reinstalación de los profesores despedidos y el pago de salarios caídos de los profesores faltistas por las marchas de la CNTE.
El hecho es que el gobierno cede en una reforma de orden constitucional, y a partir de esta batalla ganada en las calles, otros grupos seguirán la misma estrategia para echar abajo otras leyes, por ejemplo, la Reforma Energética y la “tóxica” Reforma Fiscal señalada por Acción Nacional como un conjunto de reglas negativas para el desarrollo del país impulsada por la Secretaría de Hacienda de Luis Videgaray Caso. Un tema donde el presidente del PAN Ricardo Anaya Cortés y el coordinador y vicecoordinador de la bancada en San Lázaro, Marko Cortés y Federico Döring Casar no bajan la guardia.
En el ¡Todo para atrás..! la iglesia católica lleva su rédito. Hugo Valdemar Romero, Vocero de la Arquidiócesis de México me reveló su pronóstico en una entrevista: “Aguascalientes es un caso perdido para el PRI, que no hay motivo alguno para sancionar a las iglesias y ni nulificar la victoria en las urnas de Martín Orozco Sandoval y la derrota de Lorena Martínez”.
No se violó la Constitución sentencia Valdemar, ni la ley electoral, esto es, el obispo José María de la Torre en su posición ética cristiana contra los matrimonios igualitarios, contra la adopción de infantes y contra la cultura de género como programa obligatorio en el sistema de educación básica nacional, no es violatoria de alguna ley ni transgrede la normativa de culto de la Secretaría de Gobernación de Miguel Osorio Chong, simplemente es el ejercicio de la libertad de expresión, como cualquier otro mexicano.
Posiblemente exista la toma de conciencia de la feligresía a partir de los señalamientos del clero, sin embargo, el voto es un acto individual del libre albedrío que no recibió “línea” de los curas, ni la proscripción de ciertos partidos que impulsaron la iniciativa, sentencia el Vocero y concluye: “El revés en Aguascalientes es un aval para la libertad de expresión de la iglesia católica, la Corte dijo NO a la ley mordaza contra el clero en cualquier tema, inclusive el electoral”.
Los acontecimientos se aceleran, al PRI en manos de Enrique Ochoa Reza le urge arreglar conflictos después de un desastroso 5 de junio con siete de doce gubernaturas perdidas, que además dejaron heridas abiertas y graves problemas sin resolver.
El ¡Todo para atrás..! el PRI arranca de cero, es parte del manejo de crisis ante la caída en la evaluación ciudadana al gobierno federal, según datos de la segunda encuesta trimestral del 2016 del periódico Reforma. El resultado es decepcionante, solamente el 10% de la población dice que el país está bien manejado, un bajísimo 23% de los ciudadanos y el 18% de los líderes, aprueban la gestión del presidente Peña Nieto.
A grandes males, grandes esperanzas de la oposición. Es su preocupación.



twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx