Seguir a Hugo Páez

martes, 6 de septiembre de 2011

El PAN convertido en un polvorín


Hugo Páez

Apresurados y nerviosos por todos los indicadores de derrota en el 2012, en el PAN se libra una contienda silenciosa de grupos que buscan ganar perdiendo.
Los mas urgidos, los funcionarios que buscan la protección del fuero constitucional que les da una posición en la Cámara de Diputados y de Senadores, las posiciones mas solicitadas: indudablemente las plurinominales.
Sin embargo como en todas las burocracias de partido los grupos de poder, aun cuando el gobierno federal tiene en la lona de las preferencias electorales al PAN, son los que van ganando, y ya se encuentran apartados para Margarita Zavala Gómez del Campo, los tres miembros del gabinete a los que les ordenaron tirar la toalla: Javier Lozano, Heriberto Félix Guerra y Alonso Lujambio.
Están los que se sienten naturales por su chamba legislativa o de partido, como Mariana Gómez del Campo, Obdulio Ávila Mayo, Roberto Gil Zuarth y por supuesto la Ex Jefa Patricia Flores Elizondo, quien tiene muy avanzado el trámite por la circunscripción de Durango, y por supuesto lo que resulte de la negociación final que definirá al candidato presidencial entre Santiago Creel, Josefina Vázquez Mota, Emilio González y Ernesto Cordero.
En estos momentos los datos duros indican una derrota histórica en el 2012. Fuera de los corajes, las ganas, los buenos deseos y el malabarismo de los asesores electorales, la cúpula del partido, los inconformes y los calderonistas se muestran previsores porque aun en la derrota hay buenas ganancias, máxime que en la victoria de Felipe Calderón la desconfianza, el revanchismo, el regateo y los sentimientos encontrados marginaron a personalidades muy importantes de la militancia.
Resulta paradójico que aun en una posible victoria, los grupos contrarios al futuro ganador esperan la misma dinámica de partido pueblerino que se dio en el gobierno de Felipe Calderón, solo hay que ver en donde están algunos de los que se la jugaron con el presidente como Cesar Nava, Max Cortazar y Patricia Flores Elizondo, el primero desacreditado en su chamba legislativa, el segundo que le cuidó la espalda a mas no poder, rescatado por Ernesto Cordero en una campaña dificilísima, y la tercera en la iniciativa privada trabajando para un empresario destacado por financiar al PRI.
El reparto de posiciones genera desde estos momentos un jaloneo que no será fácil para ninguno de los grupos. El CEN del PAN está lleno de enemigos de Felipe Calderón, Gustavo Madero y Obdulio Ávila, líder nacional y de los panistas en el DF tienen mas desencuentros que convergencias, y la forzada precandidatura de Ernesto Cordero Arroyo que atrae todos los apoyos federales provoa un gran recelo en los punteros Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel Miranda.
Sumado a este aquelarre, los panistas no saben que actitud tomar en el caso del Casino Royale en Monterrey con la revelación en video de la presunta corrupción del hermano del alcalde panista Fernando Larrazabal, son incapaces de exigirle la renuncia para no contaminar la investigación, con el mismo coraje que condenan al crimen organizado. Y esto apenas empieza.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx