Seguir a Hugo Páez

jueves, 25 de agosto de 2011

El candidato Manlio Fabio Beltrones


Hugo Páez

         ¿Quién puede reclamar a Manlio Fabio Beltrones el derecho a buscar la presidencia de la república..? Es el aspirante con mas desventaja en las encuestas comparado con el puntero de su partido. Los 80 puntos de distancia con Enrique Peña Nieto bastarían para desanimar a cualquiera, pero Beltrones sigue por los sucintos espacios que le permiten hacer política de estado, en lugar de concentrar su esfuerzo en proselitismo interno, en ese terreno que definirá al candidato pero se le presenta tan accidentado que no hace ningún sentido tratar de arrebatarlo al gobernador del Estado de México.
         El martes pidió a su partido terreno parejo, la misma garantía que exige Santiago Creel Miranda al PAN sometido por el calderonismo. A diferencia, Beltrones no es puntero entre la militantancia como su compañero senador con licencia, sin embargo, tuvo la habilidad de quedarse solo como opositor del super sembrado Enrique Peña. Algunos dirán que es sobre interpretar el hecho de que su partido gana con cualquier candidato, según los estudios de campo y contra las tesis de su detractor Federico Berrueto.
         En su mundo parece el mas convencido de ser el presidente que necesita México, aun cuando Isabel Miranda de Wallace afirmó sentirse segura en un futuro si Malio toma la estafeta de Felipe Celderón, el mandatario que agarró las armas contra "el mal", desatando una violencia sin control cuantificada en terribles números que presentó la líder social junto a Fernando Martí de SOS. 
         Enrique exhala imagen de hermano jovial y exitoso, Manlio la del padre duro que enfrenta la cruda realidad a flor de piel y se empeña en encontrarle solución a los problemas, además de que nos exige asumirla. Esa oferta solo puede seducir a los que sufrieron en carne propia el México violento como Wallace, Martí, María Elena Morera, Javier Sicilia quien le plantó un beso en el Congreso, y los miles de ciudadanos agraviados por el crimen organizado y las torpezas de los gobiernos, que a pesar de ser muchos, son una minoría electoralmente pequeña.
         No es que Beltrones tenga la fórmula, dice tenerla con insistencia y en consecuencia monopolizó la imagen de duro, aun cuando Santiago Creel basa su discurso en conceptos puntuales muy arriesgados, como la legalización de la marihuana.
         La terquedad de Beltrones se ha interpretado como una maniobra para obtener el máximo beneficio de Peña Nieto, sin embargo su posición parece haber cruzado la línea al pedir al CEN de su partido un árbitro imparcial y garantía de una elección interna equitativa. Palabras de contrincante apostado en la esquina opuesta, con una rudeza que puede enfurecer al campeón, y, por decirlo en el lenguaje del viejo PRI, el de hoy y el de siempre, “podría ser enviado de embajador a las islas Fidji”.
         En los cálculos esperanzadores del PAN se imagina a Manlio Fabio Beltrones como el candidato del PRI mas fácil de vencer, sin necesidad de coaliciones o alianzas con la izquierda. Digamos que tiene mas rostro de priista que Enrique Peña, quien para desgracia de Acción Nacional en amplios sectores de la militancia y zonas clientelares por naturaleza, no lo rechazan. El sentido común dicta que el gobierno federal pondrá su granito de arena para lograr que Beltrones sea el candidato opositor. Indudablemente le favorecen los líos de Humberto Moreira y la brutal deuda de Coahuila, el líder del PRI está mas cerca de Peña Nieto y de Elba Esther Gordillo, rival de Beltrones. Si el escándalo logra reventar a Moreira se le presenta la oportunidad de poner cabeza de partido, una pieza clave para sus aspiraciones. Lo cierto es que los eventos de hoy solo son una muestra de la efervescencia política que puede cambiar las condiciones inesperadamente para cualquier aspirante, de cualquier partido, tal vez ese sea el motor que genere posibilidades inesperadas.
         El calendario dice que hay tiempo para aguantar, cuando menos a ver que pasa cuando Enrique Peña deje la gubernatura del Estado de México. Ese aparente descobijo por el momento no va a encontrar una manta efectiva en la deteriorada figura de Humberto Moreira, aun cuando Peña denuncie una campaña de división a partir de los ataques contra el líder del partido. Los otros gobernadores priistas estarán muy ocupados limpiando lo que haya que limpiar y serán previsivos al tomar posiciones cautelares que eviten la atención del gobierno federal, en especial a Hacienda y la Procuraduría General de la República.
         Beltrones aparece en un magnífico comercial de televisión promocionando su informe el último día de agosto, lo que será y lo que evitará. Va por la vanguardia tecnológica en un ejercicio espléndido de costo – beneficio y aprovecha para exhibir los dispendios de otros, en clara alusión al senador Carlos Navarrete y la coordinadora parlamentaria del Pan Josefina Vázquez Mota. Pero en el alcance de esa radiación aparece el informe de Enrique Peña Nieto el 5 de septiembre que se antoja será un parteaguas en la sucesión presidencial, el último del gobernador del Estado de México puede ser el inicio de una nueva etapa para mostrar músculo, talento y la fuerza del priismo rumbo al 2012. Pero no está solo.
        
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com