Seguir a Hugo Páez

jueves, 8 de julio de 2010

La construcción del candidato

Hugo Páez

La dosis de realidad que recetó el 4 de julio al PRI da nuevos bríos al PAN y obliga a replantear la estrategia en los tres grandes partidos.
La relativa efectividad de las alianzas del PAN y el PRD de Los Chuchos, pesaron como una loza a Andrés Manuel López Obrador y de inmediato mostró su capacidad de reacción al declarar que va en busca de partido que lo registre para la elección presidencial sin esperar encuestas que definan al mejor posicionado.
Seguramente el Partido del Trabajo esperará unos segundos para llenarlo de laureles. Atrás dejó AMLO la posición conciliadora que mantuvo durante meses con Marcelo Ebrard Casaubón porque el activismo del Jefe de Gobierno en las campañas de los aliancistas lo alarmó y solamente esperó los resultados del 4 de julio para marcar distancia y ganar la plaza pública a partir del 25 de julio que anunciará su “Programa para mejorar al país”.
Marcelo Ebrard espera funcionar como una pieza fundamental en la alianza con el PAN para arrebatarle el Estado de México al PRI y neutralizar a Enrique Peña Nieto como candidato presidencial. El Distrito Federal marca un límite privilegiado en la elección del 2011, desde donde puede hacer mucho daño en la zona conurbada y en los corredores con mucha presencia del panismo y perredismo en el estado en disputa.
La elección mexiquense es fundamental para los tres partidos, pero en especial a Marcelo Ebrard le abre dos opciones: una es consolidarse como candidato del PRD, no de toda la izquierda en el entendido de que López Obrador rompió ayer el pacto del “mejor posicionado de los dos”, y en estos momentos simula buscar un partido que lo registre, cuando tiene en la bolsa al PT y Convergencia.
La otra opción es convencer al PAN de que sería un magnifico candidato de alianza contra un PRI musculoso que no dará oportunidad de triunfo en solitario, después de afinar su aparato electoral relativamente golpeado en la elección del 4 de julio.
La declaración de Jesús Ortega y Cesar Nava de no alianza para la elección presidencial tiene la seriedad del compromiso que firmó Nava con el PRI y no respetó. Por supuesto, después de ganar 3 gubernaturas, Cesar Nava retroalimenta su idea de ser el candidato presidencial del PAN. Bajo esta tesis, estaría en la misma posición de Marcelo Ebrard, sin embargo, Nava podría ser botado de la presidencia del PAN en noviembre, de darse esta condición, seguramente Felipe Calderón lo premiará con una secretaría de estado que le de plataforma presidencial. Pero el resultado del domingo es oxigeno para Nava, y probablemente no encuentre resistencia a la reelección en un Consejo panista cargado de afines.
El 4 de julio abrió un abanico de posibilidades que horas antes carecían de toda lógica. El concepto reforzado se llama “alianzas”, esta será la formula buscará Marcelo en el 2012, aun cuando en estos momentos carezca de sentido, o vaya contra la declaración engañosa del lunes.
Ayer López Obrador lo arrinconó, le dijo que va por la silla que perdió en el 2006, a toda costa, con su apoyo o sin el. Eso le deja al Jefe de Gobierno como única oportunidad la candidatura del PRD, si es que Los Chuchos mantienen el control del partido en diciembre que renueva dirigencia. Aun dándose esa condición, no ser candidato de toda la izquierda y con un líder de la estatura de Andrés Manuel en la trinchera contraria, está perdido, la ruta de emergencia se llama alianza con el PAN, sus posibilidades se incrementarán si el partido en el gobierno federal no logra desarrollar la estatura para derrotar al PRI.
Para el Jefe de Gobierno parece no haber retorno, su pragmatismo y el de Manuel Camacho Solís los obliga a tomar un camino de supervivencia, seguir a López Obrador, en estos momentos es garantía de fracaso, aventurarse solo como candidato del PRD no da mas esperanzas, la alianza con el PAN no es un paradigma nuevo, está en su estrategia, aún cuando él no sea el elegido.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
hugopaez@prodigy.net.mx
http://twitter.com/hugopaez