Seguir a Hugo Páez

martes, 20 de julio de 2010

Francisco Blake y autobomba despertaron al procurador Arturo Chávez

Hugo Páez

El arranque de Francisco Blake prendió focos rojos en la oficina de Arturo Chávez Chávez. La Procuraduría General de la República podría ser presionada por la encomienda que hizo el presidente Felipe Calderón al Secretario de Gobernación para que inicie una etapa mas efectiva contra el crimen organizado.
El autobomba de Ciudad Juárez despertó al procurador Chávez, le dio la oportunidad de salir a medios y dejar por un momento el estilo relajado, que depositaba en el vocero Ricardo Nájera la responsabilidad de la institución frente a una opinión pública hipersensibilizada por la violencia.
Aún cuando la función de Nájera es comunicar, en algunas ocasiones importantes ameritó la presencia de Arturo Chávez, pero no, pensó que podría ser sustituida en asuntos delicados por Maricela Morales, titular de SIEDO.
Con un mensaje terrible de colombianización el jueves detonaron en Juárez explosivos C4 por medio de un teléfono celular, como señuelo para matar a policías federales.
Las imágenes dieron vuelta al mundo a dos días de que Blake tomara posesión y anunciara la mano firme. Recordemos que fue uno de los candidatos para ocupar la vacante de Eduardo Medina Mora en PGR, pero fue previamente rechazado en Senado.
Por motivos desconocidos, la procuraduría bajó las averiguaciones previas en relación con los delitos atribuidos al crimen organizado, un dato por demás extraño si tomamos en cuenta el aumento en la violencia, que tan solo en el mes de junio rompió todos los records con más de 900 ejecuciones.
La procuraduría estimó que estamos a menos de doscientas muertes de llegar a 25 mil en lo que va del sexenio. Espeluznante cifra de mexicanos que por alguna u otra razón han fallecido a causa del narcotráfico, extorsión, secuestro, y otros, simplemente por estar en el fuego cruzado.
Se pueden dar golpes al crimen, pero si las autoridades no son capaces de controlar las reacciones como la de Ciudad Juárez los daños tendrán secuelas por mucho tiempo.
Esta vez murieron tres policías federales, tres muchachos que se habían contratado con esa nueva filosofía de la Secretaría de Seguridad Pública, en que se privilegia el profesionalismo y la lealtad a México. Tres jóvenes que fueron víctimas de la reacción criminal que operan en la frontera norte. Tres caídos que abren una nueva etapa de narcoterror amenazante para la sociedad civil.

Blog: Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
hugopaez@prodigy.net.mx
http://twitter.com/hugopaez