Seguir a Hugo Páez

jueves, 8 de abril de 2010

¿Por qué salió El Mayo Zambada?

Hugo Páez

Desafiante, en una fotografía sin la menor producción, seguramente envidiada por quienes promueven su imagen en las revistas del corazón, Quién y Caras; Ismael “El Mayo” Zambada se materializó en la revista Proceso, la más odiada del gobierno federal.
Indudablemente la agenda, en tiempo y forma y en la que no se olvida la campaña a la gubernatura de su natal Sinaloa, uno de los centros nacionales del narcotráfico, que por obviedad sería último lugar donde se escondiera El Mayo, esa agenda, fue cuidadosamente estudiada igual que el prestigiado entrevistador, Julio Scherer.
La portada de Proceso es un golpe a las autoridades y golpe periodístico. Estoy vivo, soy como cualquiera, soy de carne y hueso, es el mensaje de las fotografías. El golpe mediático de Zambada puede significar la desesperación de quien ve cerca el final, de quien le aterra la extradición como la de su hijo Vicentillo. Es en pocas palabras el mismo tema que provocó la ola de terror en Colombia con Pablo Escobar a la cabeza del grupo autodenominado “Los Extraditables”. La organización sembró terror y muerte pero al final fue totalmente aniquilada con la ayuda de Estados Unidos; un proceso similar estamos viviendo en México, sin la presencia de bases militares, innecesarias por la cercanía entre los países.
En lo personal creo que el destinatario son dos públicos: el nacional y el sinaloense. La leyenda se materializó, el antihéroe ahora tiene rostro, más allá de fotos borrosas de tiempos lejanos y de reproducciones en pasquines y carteles de “los mas buscados”.
Las cabezas del cártel de Sinaloa saben de la desesperación de sus paisanos ante la ola de violencia que ha dejado como nunca, en lugares rara vez tocados, ejecuciones sangrientas y terror. El martes escribí en esta columna que La sabiduría popular echa mano de soluciones desesperadas; en Sinaloa se habla de que solo con el dominio de un cartel del narcotráfico se instauraría el orden perdido. Son locuras hechas frases que ceden al crimen organizado la primordial función del estado: brindar seguridad a sus ciudadanos y mantener el estado de derecho. La vida cotidiana, fuera de los discursos políticos, esa que necesita libertades y protección, concluye erróneamente que existe una salida autoritaria, no la del derecho y tampoco la del estado que no le ha funcionado.
Hay desesperación e indignación de los ciudadanos, como las denuncias del diputado de la bancada panista en la Cámara de Diputados, Manuel Clouthier. La frase del Filósofo de Güemes es ilustradora: “Hay que votar por las putas, porque por los hijos no nos dio resultado”.
Después de materializarse, los golpes mediáticos de Zambada pueden llegar de diferentes formas. El trabajo de Scherer fue tan controvertido que más de un periodista ó medio de comunicación se arrebatará la primicia de su testimonio. Una estrategia análoga a la de los Extraditables.
La entrevista de El Mayo con Scherer quedó inconclusa, como esperando un segundo capítulo que será muy difícil se de en las mismas condiciones, sin embargo, los que conocen al periodista saben que a la par del artículo de Proceso inició un libro que tendrá en muy poco tiempo datos y relatos no revelados, si no fue para abril, será para Mayo...

hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com