Seguir a Hugo Páez

viernes, 4 de mayo de 2018

   
Fue un día de campo para López Obrador, Tercer Grado de Televisa
    
Hugo Páez
 
No se trata de ser insolentes o groseros, pero de un esperado intercambio interesante y profundo de cuestionamientos, propuestas e ideas, terminó en un tete a tete de relaciones públicas de Televisa con el candidato presidencial más polémico: Andrés Manuel López Obrador.
Porque material fresco sobra, del mismo día, con declaraciones estridentes contra el sector empresarial y la entrevista de Paco Ignacio Taibo II en el periódico español El País, donde desliza la idea de la gobernanza por decretos para cambiar al país.
En contraste, vimos un trato aduladoramente cuidadoso, condescendiente, con 'el presidente en potencia', el que exhala el mayor riesgo de autoritarismo y gobernanza por decreto, como dice Taibo II, que además tendrá en sus manos concesiones de radiofrecuencia, y presupuestos publicitarios multimillonarios.
Esa tesis darwiniana de adaptación es una actitud instintiva en muchos medios de comunicación  con el poder, por ejemplo, Marcos Fastlich, suegro de Emilio Azcárraga Jean, es colaborador de López Obrador, nombrado en la lista de su equipo en los mejores momentos de las encuestas.
De igual forma Esteban Moctezuma Barragán, hasta hace muy poco funcionario corporativo de TV Azteca, ahora constituye un sólido puente de Ricardo Salinas Pliego con el candidato de Morena, como parte activa de su equipo.
Pero la sorpresa es que el retorno de Tercer Grado, un programa asertivo y saludablemente cuestionador e incisivo, fue de inusual tersura, al menos con el primer invitado.
¿Así van a tratar a Ricardo Anaya Cortés, José Meade Kuribreña, Margarita Zavala Gómez del Campo y Jaime Rodríguez Carlderón..?
Leopoldo Gómez se limitó a conducir, Denise Maerker y Carlos Loret de Mola se veían redundantes y algo fastidiados, el periodista de Reforma René Delgado ha tenido mucho mejores participaciones en las video entrevistas de su rotativo; Raymundo Riva Palacios nada que ver con el periodista de sus columnas analíticas y audaces; Joaquín López Dóriga con cierto atrevimiento que terminaba de forma condescendiente; Leo Zuckermann con bajo tono, en fin.
Y así se fue la noche de bostezos y hablar tropezadamente pausado  de López Obrador en una cancha noble, sin verdaderos cuestionamientos ni provocaciones.
¿Eran muchos..? da la impresión que demasiados, con el tiempo muy repartido, donde cada uno tenía que cuidar la valía del reloj con un par de preguntas bien pensadas, pero que no daban para el intercambio caluroso, cuestionador, potente, explorador y duro que espera el público, convertido en estos momentos en electorado.
El ex presidente Felipe Calderón tuiteó: "¿Te ves como un héroe? ¿No te da miedo fracasar? ¿Qué preguntas son éstas? ¿Es en serio?" Las en serie fueron formuladas por René Delgado.
Al final del día la cortesía mató la honestidad intelectual.
Espero que NO sea porque se trató de Andrés Manuel, el permanente puntero en las encuestas, el que algunos de esos contertulios consideran autoritario, cerrado y errado, una especie de Hugo Chávez o Nicolás Maduro, pero ayer lo dejaron en el olvido ¿por ese instinto de supervivencia? ¿usted qué cree…?
 
SUSCRIPCIÓN A CORREO: http://ow.ly/S7Ho30igRJ7
twitter: @hugopaez  blog: http://hugorenepaez.blogspot.mx
facebook: https://www.facebook.com/hugopaezopinion