Seguir a Hugo Páez

martes, 18 de octubre de 2011

Priistas al borde de un ataque de nervios

Hugo Páez

         Felipe Calderón no tendría que probar complicidad o tolerancia de gobernantes o funcionarios del PRI con el crimen organizado, basta con atrapar a cualquiera, de cualquier partido, para que la sociedad lo aplauda, y aún cuando fuese de su partido, el PAN, el reconocimiento lo pondría por las nubes.
         El problema es probarlo. Son corruptos no idiotas, de otra forma no se explica la penetración de las bandas de criminales, la proliferación en diversas actividades delictivas y los cientos de policías detenidos por complicidades.
         Y nadie se traga la idea de que el dinero negro no llega a los niveles mas altos en los estados, simplemente es difícil fincarles responsabilidad legal cuando el ministerio público, policías y jueces son parte de esa red.
         Tal vez en ese estado de frustración es que el presidente Felipe Calderón arremetió contra algunos priistas que se dijeron tolerantes con el crimen organizado como Sócrates Rizo, tal vez por la misma causa Ernesto Cordero nos comentó ayer que los gobiernos del PRI si son culpables por omisión.
         Pero también Vicente Fox Quezada es de la idea de hacer una tregua con los criminales, y el alcalde de San Pedro Garza García Mauricio Fernández, miembro del PAN, afirmó que llegó a un acuerdo de civilidad con los narcotraficantes que habitaban su territorio, destacado por tener el ingreso per cápita mas alto de Latinoamérica.
         Así que el esfuerzo y la eficacia de Felipe Calderón se verían compensados con la opinión pública si barriera en la parte alta de la pirámide delincuencial, no solo acumulando decenas de miles de mexicanos de bajo nivel, ejecutados. No hay justificación para delinquir, pero los mas vulnerables son los mas pobres, y por lo tanto los que se enrolan ante la falta de oportunidades, esos forman montañas de muertos y no vemos a ninguno de cuello blanco que los acompañe. No sufren las consecuencias los empresarios lavadores, ni los eslabones importantes de toda la cadena productiva del narcotráfico, extorsión y secuestro.
         El PRI siente que el arsenal en las trincheras del PAN está cargado de expedientes, datos e historias a medio probar, que hablan de una era de gobierno de gran connivencia con el crimen organizado, por eso la sensibilidad al primer disparo, porque aún cuando presidencia de la República desmintió lo que publicó el periódico The New York Times sobre supuestas acusaciones de Calderón de pactos del PRI con el narco, lo cierto es que dejó pasar 24 horas para hacerlo y en ese tiempo crecieron las reacciones y las molestias del PRI.
          Calderón tocó el nervio mas sensible sin proponérselo, y seguramente esa será la bandera en el cuarto de guerra del PAN, las cuentas hablan de que la parte mas álgida del crimen está en los estados con gobernador priista.  
        
Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx