Seguir a Hugo Páez

jueves, 27 de octubre de 2011

El Congreso en una dinámica menor a las necesidades del país

Hugo Páez

         Aun cuando la reelección consecutiva de legisladores y alcaldes me parece que operaría como un dique para la democracia en la realidad mexicana de estos momentos, por las grandes ventajas que tienen los funcionarios en activo sobre los candidatos que están fuera del presupuesto, el Congreso ha mostrado estar en una dinámica mucho menor a las necesidades del país.
         Los promotores de la reelección juran que es una modalidad de los países con democracias mas avanzadas, sin embargo dejaron en el camino de las propuestas la reducción de 100 diputados y 64 senadores plurinominales. La clara alevosía permitió que no fueran incluidas en la iniciativa que se votó al final como si fuera moralmente mas aceptable ir por la reelección antes de la reducción del Congreso.
         En efecto, la propuesta original es de Felipe Calderón Hinojosa y no de Enrique Peña Nieto, como lo señaló Ernesto Cordero Arroyo en el denso ambiente de guerra electoral que se respira, pero la reelección de diputados, senadores y alcaldes viene también de Los Pinos, y extrañamente se excluyó a los gobernadores y al presidente de la república.
         Debo suponer que la exclusión de gobernadores y presidente obedece a que superamos el tabú, pero a medias, algunos argumentan que primero habría que cambiar el periodo de mandato de seis a cuatro años, sin embargo los senadores no son pasados por ese filtro, y se les permitiría anquilosarse en el poder por 12 años.
         Los defensores van mas allá, aseguran que la reelección de facto ya existe y brincan de una Cámara a otra, y que ahora los ciudadanos castigaríamos o premiaríamos a los malos y buenos funcionarios ¡si como no..! en realidad desde momento de tomar posesión entrarían en una etapa de precampaña sin control para permanecer en el cargo, pero bueno, el oportunismo consiste en avanzar en mecanismos que les permitan permanecer como clase política, y no en retroceder, como sería la reducción de las pluris en el Congreso.
La otra oportunidad postergada hasta el 2015 fueron las candidaturas ciudadanas. Todas las encuestas de opinión dicen que los partidos políticos son de las instituciones menos confiables para los mexicanos, por lo tanto, de existir honestidad en la toma de decisiones el Congreso debió avalar en tiempo y forma las candidaturas ciudadanas para que entraran en vigor a partir del 2012.
Eso precisamente es lo que está pidiendo la sociedad a través de las encuestas, y se traduce en que los partidos no son confiables, que sus métodos internos son antidemocráticos y que los ciudadanos estamos hartos de votar solamente por candidatos que fueron registrados por un partido político.
         Evidentemente a ningún partido le convenía empujar seriamente para que la iniciativa entrara en vigor desde las elecciones del 2012, y tener a opositores ciudadanos que estuvieran haciendo contrapeso a los candidatos del PRI, PAN y PRD. Pero no todo está escrito, las coaliciones de gobierno pueden dar la sorpresa.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/
twiiter: @hugopaez correo: hugopaez@prodigy.net.mx
www.hugopaez.com